Los informes apuntan a un fallo humano como posible causa del accidente de autobús el pasado miércoles en Lugo

LUGO, 15 (EUROPA PRESS)

Un fallo humano se baraja como la posible causa del accidente de un autobús urbano ocurrido el pasado miércoles día 8 de abril en Lugo y en el que resultaron heridas 23 personas y afectados otros cinco vehículos.

Así lo apuntan los informes dados a conocer hoy y realizados por la empresa concesionaria y por un perito externo, que permitieron resolver que no hubo fallo mecánico y que el sistema de frenos del autocar funcionó con normalidad.

"No hubo un fallo mecánico y, por lo demás, cabe concluir que somos humanos", manifestó el concejal de Protección de la Comunidad, José Rábade, al exponer las conclusiones de los informes. El documento de la compañía explicita que todos los conductores que manejaron el mismo autocar no detectaron ningún fallo en los frenos mientras que el informe externo concluye que las condiciones del sistema de frenado del bus siniestrado eran "normales" para su funcionamiento.

El siniestro se produjo el pasado miércoles después de que el autocar impactara contra un vehículo que estaba estacionado en un semáforo, que a su vez provocó una colisión con otros dos turismos. Posteriormente y tras realizar una maniobra evasiva, el bus acabó colisionando contra otro turismo hasta empotrarse contra un muro.