Mueren cuatro tripulantes de un helicóptero militar accidentado en Colombia

  • Bogotá, 26 mar (EFE).- Un helicóptero del ejército colombiano que apoyaba operaciones de control en carreteras del suroeste del país se precipitó hoy a tierra, lo que causó la muerte de los cuatro militares que lo tripulaban, informaron portavoces de esa fuerza en Bogotá.

Bogotá, 26 mar (EFE).- Un helicóptero del ejército colombiano que apoyaba operaciones de control en carreteras del suroeste del país se precipitó hoy a tierra, lo que causó la muerte de los cuatro militares que lo tripulaban, informaron portavoces de esa fuerza en Bogotá.

El aparato era un Huey-II, de fabricación estadounidense, que realizaba una misión sobre Tumaco, población de Nariño, departamento de la frontera sur con Ecuador, precisó el comandante del ejército, el general Óscar González, en un comunicado.

El oficial señaló que el accidente se presentó hacia las 01.30 locales (06.30 GMT) en una zona cercana al río Güiza, en la zona rural de Tumaco, puerto sobre las costas del océano Pacífico y distante unos 800 kilómetros de Bogotá.

La aeronave "apoyaba operaciones de control sobre los ejes viales del departamento de Nariño, con el propósito de impedir acciones terroristas de las FARC en el sur del país", explicó González.

El jefe militar dijo que en el accidente murieron los capitanes Isacc Doncel Lozano y Jorge Nieto Sánchez, en su orden piloto y copiloto del helicóptero, así como los artilleros José Basto y Gonzalo Vargas, ambos soldados profesionales.

Las causas de la tragedia no han sido establecidas, según la misma nota, en la que González anunció que una comisión de la Inspección y de la Brigada de Aviación del Ejército Nacional se desplazarán al área para la investigación correspondiente.

El aparato accidentado hacía parte del plan puesto en marcha por las fuerzas de seguridad para contrarrestar eventuales incursiones de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) con motivo del primer aniversario de la muerte del fundador y jefe máximo de esta guerrilla, "Manuel Marulanda Vélez" o "Tirofijo".

El líder insurgente falleció a los 78 años, de una crisis cardíaca, según lo informó en su momento el mando central de la organización.