Panamá y Chile buscan la reparación a los familiares de los chilenos muertos en un accidente

  • Panamá, 21 abr (EFE).- Panamá y Chile buscan acordar una reparación a los familiares de los seis chilenos que murieron en el accidente de un helicóptero del Servicio Aéreo Nacional (SAN), antes de que se cumpla un año de esa tragedia ocurrida en la capital panameña, informó hoy una fuente vinculada a las negociaciones.

Panamá, 21 abr (EFE).- Panamá y Chile buscan acordar una reparación a los familiares de los seis chilenos que murieron en el accidente de un helicóptero del Servicio Aéreo Nacional (SAN), antes de que se cumpla un año de esa tragedia ocurrida en la capital panameña, informó hoy una fuente vinculada a las negociaciones.

Álvaro Baeza, abogado de la familia del jefe de Carabineros de Chile, general José Bernales, una de las víctimas, dijo por teléfono desde ese país a la radio RPC de Panamá que la mesa de reparación tuvo "bastantes avances" en una reunión celebrada en Santiago de Chile el viernes pasado.

Según el comunicado emitido ese día por la comisión binacional, se concluyó con el trabajo procedimental para armonizar ambas legislaciones y "buscar la manera" de encontrar una "forma de reparación", indicó Baeza.

El letrado chileno añadió que ahora sigue una etapa final que espera concluir el 11 de mayo próximo en la siguiente reunión de la comisión en Buenos Aires, Argentina.

Baeza no adelantó qué acuerdos se pueden alcanzar, ya que, según recordó, ambos gobiernos mantienen un compromiso de confidencialidad "por la seriedad y gravedad de la situación en que se hallan los familiares de las víctimas".

Sin embargo, rechazó "informaciones numéricas" aparecidas en la prensa de Panamá sobre posibles montos de compensación, calculados en 1,3 millones de dólares a cada familia chilena por la muerte de sus parientes en el accidente del helicóptero SAN-100.

Sostuvo que no se trata necesariamente de un monto: "Tenemos niños que hay que educar, alimentar, que requieren de servicios médicos, de psicólogos o psiquiatras, niños que tienen muy poca edad y que quedaron sin padres, por lo que el concepto de reparación es mucho más amplio", afirmó.

También aclaró que no solamente se le está dando tratamiento a la situación de las familias chilenas, sino que también el Gobierno de Panamá "paralelamente conversa con los familiares de las víctimas panameñas a través del abogado Rolando Candanedo".

Las conversaciones con las familias panameñas las sostendría el Ministerio de Gobierno y Justicia de Panamá, según Baeza.

El pasado 16 de abril, el Gobierno de Panamá ratificó en un informe final que un fallo humano fue la causa del accidente del helicóptero, ocurrido el 29 de mayo de 2008.

El helicóptero, en el que viajaban el general Bernales, su esposa y 10 pasajeros más, se estrelló contra un almacén de ropa en una zona comercial de la capital panameña, cuando buscaba atravesar la ciudad para realizar un aterrizaje de emergencia.

En este accidente murieron seis chilenos: el jefe de Carabineros, general Bernales; su esposa, Teresa Bianchini; el comandante Óscar Tapia y su esposa, Carolina Reyes Cruz; el comandante Ricardo Orozco Ugalde y el capitán Mauricio Fuenzalida.

También fallecieron cinco panameños: el piloto, Juan Delgado; la comisionada de la Policía Nacional (PN) María Angélica González de Celis, panameña de origen chileno; el comisionado de la PN Gerardo Polanco, el capitán de la PN Calixto Cedeño y el sargento de aviación Reynaldo Cerna, de la tripulación.

El único sobreviviente fue el copiloto, el panameño Ernaldo Carrasco.