Un helicóptero cae al Mar del Norte, se temen 16 muertos

Un helicóptero cae al Mar del Norte, se temen 16 muertos

Un helicóptero cae al Mar del Norte, se temen 16 muertos

LONDRES (Reuters) - Un helicóptero que regresaba de una plataforma petrolera se estrelló el miércoles en el Mar del Norte y se teme que las 16 personas que llevaba a bordo hayan fallecido, según las autoridades británicas.

La policía ha informado de la recuperación de ocho cadáveres, pero señaló que las operaciones de búsqueda de las ocho personas restantes que viajaban a bordo habían sido suspendidas hasta la salida del sol del jueves.

Existe una "preocupación grave y creciente" por las ocho personas que aún no han sido halladas, dijo un portavoz policial.

En los trabajos de búsqueda han trabajado 15 embarcaciones y botes salvavidas.

La compañía petrolera BP indicó que el helicóptero Super Puma transportaba a 14 pasajeros y dos tripulantes procedentes de la plataforma Miller, a unos 270 kilómetros de la costa.

A su vez, la empresa de perforación KCA Deutag señaló que 10 de sus trabajadores se encontraban entre los pasajeros. De ellos, nueve eran británicos y el restante era de otro país europeo.

Una portavoz de la Guardia Costera dijo que las condiciones de vuelo eran excelentes cuando el helicóptero cayó al agua a unos 25 kilómetros de la costa de Crimond entre Fraserburgh y Peterhead, poco antes de las 2 p.m. hora local.

"No hay nada que sugiera que el clima haya tenido algún efecto en el incidente", dijo.

El accidente se produjo menos de dos meses después de que otro helicóptero se estrellara en el Mar del Norte a sólo 500 metros de una plataforma de BP, en una zona conocida como Estern Trough Area Project.

Las 18 personas que viajaban en ese helicóptero fueron rescatadas, 15 por el barco salvavidas de la plataforma y tres en una operación de salvamento aéreo.

El sindicato RMT ha pedido que el modelo del helicóptero implicado en el accidente del miércoles -el Super Puma AS 332L- sea vetado hasta que se realice una investigación.

Las dos aeronaves accidentadas estaban gestionadas por Bond Offshore Helicopters, que utiliza helicópteros Super Puma bimotor para el suministro a las plataformas petroleras.

"Mi sentimiento está con los familiares de las personas que han perdido sus vidas en el accidente", dijo el primer ministro británico, Gordon Brown.

"En momentos como estos recordamos los riesgos y peligros que corren las personas que trabajan para satisfacer nuestras necesidades energéticas", agregó.

Uno de los peores accidentes de helicópteros en el Mar del Norte británico se produjo en 1986, cuando 45 trabajadores petroleros murieron después de que un Chinook se estrellara cerca de las Islas Shetland, en el norte de Escocia.