Yak.- El Supremo archiva la querella por prevaricación presentada contra Bono por la novia de uno de los fallecidos

Dice que no cometió injusticia al conceder Defensa la indemnización a los padres en lugar de a la pareja del militar MADRID, 9 (EUROPA PRESS) El Tribunal Supremo ha decidido archivar la querella por un presunto delito de prevaricación interpuesta contra el ex ministro de Defensa José Bono por la novia de uno de los militares fallecidos en el accidente aéreo del avión Yakovlev 42, Beatriz Monreal, según consta en el auto de inadmisión del alto tribunal. El Supremo considera en su escrito que Bono no cometió ninguna "injusticia" o "arbitrariedad" cuando su Departamento resolvió conceder a los padres del sargento Sergio López Saz la indemnización por el fallecimiento del militar, de 140.000 euros, en lugar de otorgársela a Beatriz Monreal, como inicialmente había decidido. "No consta en la exposición razonada que el aforado entonces ministro de defensa, adoptara resolución alguna, hasta el punto que el instructor en su exposición le atribuye una intención de dictar una resolución que sería el preludio de una resolución injusta", señala el alto tribunal, en su argumentación sobre el archivo de la causa. La querella por prevaricación contra Bono fue presentada por la novia del fallecido, Beatriz Monreal, después de que el Ministerio de Defensa cambiara de criterio en una tercera resolución --las dos primeras fueron favorables a ella-- y decidiera conceder a los progenitores la indemnización que corresponde a la familiar de un militar muerto en una operación de mantenimiento de la paz. La novia del fallecido solicitó en noviembre de 2004 que se le concediera dicha indemnización y varios días más tarde los progenitores del fallecido presentaron al Ministerio de Defensa una solicitud en el mismo sentido en la que negaban que Monreal fuera pareja de hecho del sargento. El Departamento resolvió en un primer momento que la ayuda fuera recibida por la novia y los padres recurrieron la resolución, recibiendo por dos veces respuesta negativa en sendas resoluciones. Posteriormente, Defensa rectificó su decisión y dictó resolución por la que concedió la ayuda a los padres, después de que éstos solicitaran por carta al ministro Bono que revisara el caso por no estar conformes con que la indemnización fuera otorgada a Monreal. El entonces titular del Departamento les contestó con otra misiva que el caso sería estudiado hasta el "mínimo detalle" por los órganos competentes del Ministerio y, concluido dicho análisis, Defensa concedió la ayuda a los padres del sargento. El Supremo señala en su auto que la actuación del entonces ministro José Bono no supuso ninguna "injusticia o arbitrariedad" y que el ahora presidente del Congreso no intervino "materialmente" en "el dictado de las resoluciones" adoptadas por su Departamento. Tras señalar que la carta enviada por el ministro a los padres sólo fue "una atención" que les dispensó "en el plano de la relación de un responsable político con los ciudadanos que demandan el reconocimiento de un derecho", subraya que la decisión final de conceder la indemnización a los padres no puede ser considerada "a priori" como "injusta". El alto tribunal recuerda, por último, que los padres y la novia del fallecido mantienen sendos recursos contencioso administrativos por los que reclaman, respectivamente, que se rectifiquen la concesión de la pensión a la novia y la indemnización a los progenitores.