260, en la provincia de Huesca

HUESCA, 18 (EUROPA PRESS)

El Partido Popular (PP) urgió hoy la puesta en servicio del tramo que une Sabiñánigo y Fiscal, por la carretera N-260, en la provincia de Huesca, tramo que según criticó hoy el diputado del PP en el Congreso, Ángel Pintado, sufre un retraso que "va más allá de lo razonable".

En este sentido, Pintando anunció en rueda de prensa que va a presentar una iniciativa en el Congreso de los Diputados, que será abordada en la Comisión de Fomento, para que el Gobierno ofrezca las garantías suficientes de que en los primeros meses de 2010 esta vía de comunicación --de 14 kilómetros-- esté en marcha.

El diputado recordó que la obra se adjudicó en 2003, por un plazo de ejecución de 48 meses, con lo que en el 2007 debería estar en marcha, plazo que se amplió un año, a causa de las modificaciones en materia de seguridad de túneles que la Unión Europea imprimió tras el accidente del túnel del Mont Blanc.

Previamente, el Gobierno ya había anunciado que su puesta en marcha se retrasaba al 2010. Sin embargo, los 'populares' aseguran que al ritmo actual las obras no estarán acabadas para entonces. Pintado apuntó al respecto que "hemos cursado una visita y al ritmo actual de las obras sería imposible que para el 2010 esté abierta".

El diputado del PP argumentó que "se trata de un acceso directo para todo el tráfico que viene de la zona norte de España y un acceso del que depende la economía de estos valles del Sobrarbe, el Parque Nacional de Ordesa, la zona de Aínsa o Laspuña, entre otras".

Por eso, "es urgente que podamos tener disponible esta vía de comunicación para dar una mayor potencialidad al desarrollo turístico de estos valles".