550

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 12 (EUROPA PRESS)

La Guardia Civil de Tráfico imputó un delito de desobediencia grave a un joven de 25 años que se dirigía a Caldas de Reis (Pontevedra) montado en una yegua "por el medio y medio" de la calzada de la carretera nacional N-550 --enlaza A Coruña y Tui--. Fuentes de Protección Civil informaron a Europa Press de que el individuo venía de Padrón (A Coruña) en ese estado.

Los hechos sucedieron a las 16.30 horas, después de que varios testigos presenciales denunciaran al Instituto Armado la presencia de este jinete en el kilómetro 88 de la N-550, a su paso por el municipio pontevedrés de Valga.

La presencia del joven a lomos del caballo en plena carretera nacional obligó a varios vehículos a realizar maniobras evasivas para esquivarlos a ambos y no colisionar.

La Guardia Civil de Pontevedra articuló un operativo de patrullas de Tráfico y avisó a la Protección Civil de Valga, pese a que este cuerpo ya no tuvo que intervenir, según aseguró uno de sus integrantes a Europa Press, dado que la Benemérita lo localizó antes en la parroquia de Xanza.

El Instituto Armado confirmó que el joven, J.A.S.C. vecino de Cuntis (Pontevedra), fue sometido a una prueba de alcoholemia que dio como resultado una "tasa alta". Además, imputó al jinete un delito de desobediencia grave.