Alejo cree que a pesar de que se ha reducido la siniestralidad hay que seguir "intensificando las medidas"

Seis personas fallecieron, esta Semana Santa, en las carreteras de Castilla y León

VALLADOLID, 13 (EUROPA PRESS)

El delegado del Gobierno en Castilla y León, Miguel Alejo, destacó hoy que cuando hay víctimas en las carreteras--seis en Castilla y León durante la Semana Santa-- "significa que hay que seguir trabajando e intensificando todas las medidas" para tratar de reducir los siniestros.

Alejo señaló que, durante la operación especial de tráfico de Semana Santa, que terminará oficialmente a las 12.00 horas de hoy 13 de abril, "se redujo el número de víctimas mortales" ya que, según confirmó el delegado, "este año hubo tres muertos menos en las carreteras de la Comunidad que en 2008".

Según los datos recogidos por Europa Press, fueron seis las víctimas mortales en accidentes de tráfico entre ellas un motorista, un ciclista, y una niña de seis años que circulaba en bicicleta y que fue atropellada, en cinco siniestros ocurridos en carreteras de Ávila, Burgos, León, Palencia y Segovia durante la operación especial de tráfico de Semana Santa, iniciada en su primera fase a las 15.00 horas del viernes 3 de abril.

Por otro lado, el delegado del Ejecutivo central en la Comunidad destacó que en España también hay menos víctimas mortales que el ejercicio anterior, "lo que significa que se sigue mejorando en los planes de prevención" aunque añadió que "no se debe bajar la guardia".

No obstante, Miguel Alejo aprovechó para aconsejar que "el mejor remedio contra los accidentes y víctimas mortales es la prudencia de los que conducen, junto con el trabajo de la Guardia Civil de Tráfico".

Además, Alejo, al ser preguntado por los atascos en Burgos a causa de los desplazamientos de los habitantes del País Vasco, aseguró que "hubo algunas retenciones" aunque precisó que a medida que mejoran las infraestructuras en la Comunidad "también se mejora la circulación".

Por último, el delegado calculó que esta noche, cuando se cierre la operación especial de Semana Santa, "habrán pasado por Castilla y León dos millones de vehículos con unos índices de accidentalidad menores que el año pasado y con una fluidez bastante buena" aunque añadió "en algunos momentos hubo alguna retención causada por un accidente o por la climatología".