Buscan restos de hombre atropellado y arrastrado 27 kilómetros bajo furgoneta

  • Nueva York, 11 feb (EFE).- La Policía de Nueva York busca restos del cuerpo de un peatón que fue atropellado hoy por un coche y luego quedó enganchado a la parte baja de una furgoneta, que lo arrastró más de 27 kilómetros por las calles de la ciudad.

Buscan restos de hombre atropellado y arrastrado 27 kilómetros bajo furgoneta

Buscan restos de hombre atropellado y arrastrado 27 kilómetros bajo furgoneta

Nueva York, 11 feb (EFE).- La Policía de Nueva York busca restos del cuerpo de un peatón que fue atropellado hoy por un coche y luego quedó enganchado a la parte baja de una furgoneta, que lo arrastró más de 27 kilómetros por las calles de la ciudad.

La Policía informó que la víctima aún no ha sido identificada y que, de momento, únicamente se sabe que se trata de un peatón que fue atropellado la mañana de este miércoles mientras trataba de cruzar una calle del barrio neoyorquino de Queens.

El propio conductor del todoterreno que atropelló al transeúnte fue quien alertó a las autoridades locales, a las que aseguró que creía haber arrollado a una persona, aunque no podía ver el cuerpo.

Al parecer, inmediatamente después del primer impacto una furgoneta arrolló a la víctima, que quedó enganchada en su chasis. El cuerpo fue arrastrado por calles y autovías que unen Queens con el vecino barrio de Brooklyn, hasta Coney Island.

Pasados más de 27 kilómetros, el conductor de la furgoneta se detuvo y descubrió por indicación de unos motoristas el cuerpo desfigurado y mutilado, según detalló la Policía, que aún desconoce si en el momento de ser arrollado por el segundo vehículo el hombre seguía vivo.

"El conductor paró antes -al parecer alertado por un extraño olor a quemado-, pero no encontró nada extraño bajo el vehículo y continuó", explicó el jefe de la Policía de Nueva York, Raymond Kelly, en declaraciones a la prensa.

Algunos medios locales aseguran que el conductor de la furgoneta se llama Manuel Gaspar Latuna Sánchez y que reside en Corona, un barrio que forma parte de Queens.

Para identificar el cuerpo, la Policía de Nueva York, que de momento no tiene sospechas de que se trate de un homicidio premeditado, repasa el recorrido que cumplió la furgoneta en busca de restos del cuerpo.