Condenado a seis años un varón que incendió la casa de su suegro en Bañeres (Alicante) tras discutir con su mujer

ALICANTE, 24 (EUROPA PRESS) La sección primera de la Audiencia Provincial de Alicante ha condenado a una pena de seis años de prisión a un hombre de 36 años por incendiar la vivienda en Bañeres (Alicante) en la que residía con su mujer, con la que mantenía fuertes desavenencias, y que era propiedad de su suegro, según consta en la sentencia hecha pública hoy del caso. Los hechos se produjeron en la madrugada del día 10 al 11 de febrero de 2007, cuando el matrimonio compuesto por el condenado, identificado como Javier P.C. y su mujer M.N.M.F., mantuvo una fuerte discusión que motivó que el marido siguiera con su vehículo al de su esposa por diversas calles de la población de Bañeres, donde ambos residen. El tribunal considera probado que el varón acudió en la noche del día 10 a la casa de sus suegros, situación que llevó al padre de la mujer a mediar para intentar calmar los ánimos, y que obligó finalmente a llamar también a la Guardia Civil para que lo acompañaran al domicilio conyugal para que se tranquilizara. No obstante, pasadas las 22.00 horas del mismo día, el marido se personó en un cuartelillo de fiestas próximo a su domicilio, donde su mujer estaba cenando con unas amigas para celebrar los festejos Moros y Cristianos de la localidad y volvió a mostrar "maneras impertinentes", por lo que la mujer llamó de nuevo a la Guardia Civil. El individuo se marchó de nuevo y volvió otra vez al lugar con un "comportamiento brusco", lo que obligó a su mujer a requerir a la Guardia Civil una vez más para que se marchara. Por ello, y a instancia de la esposa, la patrulla de la Guardia Civil realizó pasadas periódicas por el domicilio de la pareja, en las que detectó la presencia del vehículo del condenado en las inmediaciones de la puerta del edificio en que habitaba. El procesado, que se había ido a su casa, estuvo solo en ella, hasta que entre las 3.30 y las 3.40 horas del 11 de febrero desplazó un sofá hacia el centro de la sala de estar, sobre el que puso papeles y fotografías, y le prendió fuego, tras lo cual se marchó en su coche a la casa de su madre, en el municipio de Elda (Alicante). El fuego se propagó por toda la vivienda y por las escaleras del edificio, y obligó al resto de los vecinos a abandonar sus viviendas rápidamente. Los servicios de emergencia procedieron a sofocar las llamas y la evacuar el humo de todo el inmueble, que también afectó a las viviendas situadas en las plantas superior e inferior del piso del matrimonio. La patrulla de la Guardia Civil que había patrullado frente al domicilio había comprobado que el vehículo del acusado, un Opel-Zafira de color azul, había estado aparcado en la puerta del edificio hasta las 3.30 horas, y había desaparecido del lugar diez minutos después. A consecuencia del incendio se destruyó el mobiliario y enseres de la vivienda incendiada pertenecientes a la esposa por valor de 35.226,94 euros, y le causó unos gastos de alquiler de otra vivienda por valor de 2.400 euros al quedar inhabitable la quemada, así como otros 20.000 euros por daños morales. Además, el incendio causó daños materiales en las viviendas de los vecinos por un valor cercano a los 61.000 euros, que fueron sufragados por las correspondientes compañías de seguro, según señala la sentencia. La sección primera de la Audiencia Provincial considera probado que Javier P.C. es el autor criminalmente responsable de un delito de incendio, y le condena por ello a una pena de seis años de prisión, con su accesoria de inhabilitación especial para el derecho de sufragio pasivo durante el tiempo de la condena. Además, establece una indemnización para su mujer de 35.226,94 euros por daños materiales; en 2.400 euros, por gastos; y en 20.000 euros, por daños morales ; así como los 61.000 euros para las compañías aseguradoras que pagaron los desperfectos y el pago de las costas del juicio, con inclusión de las causadas por las acusaciones particulares.