Detenido en Gijón un joven por conducir ebrio, sin carne y por dirección prohibida por la ciudad

GIJÓN, 06 (EUROPA PRESS)

Un joven de 26 años fue detenido en Gijón por conducir ebrio, sin carné y por dirección prohibida, según informó la Policía en una nota de prensa. La detención se produjo en el marco del dispositivo especial de vigilancia que se activa cada fin de semana en la ciudad.

El joven circulaba a gran velocidad por diversas calles del centro urbano, la mayor parte en dirección prohibida. Al ser detenido se resistió a los agentes y dio positivo en la prueba de alcoholemia.

En total, durante el fin de semana los cuerpos de seguridad realizaron 380 pruebas de alcoholemia de las que 17 dieron positivo. Uno de los conductores fue detenido. Asimismo, se muestrearon a un total de 316 conductores en controles itinerantes establecidos en distintos puntos de la ciudad, Se procedió a al detención de tres de ellos por constituir la tasa detectada un delito contra la seguridad vial y se propuso a ocho por constituir una sanción administrativa.

En el control de actividades relevantes para la seguridad ciudadana se realizaron 61 identificaciones, con el resultado de siete denuncias por tenencia y consumo de drogas, dos denuncias por venta de bebidas alcohólicas de menores, y tres por infracción a la Ley de Tabaco.

Durante el operativo se mantuvo presencia policial en la Plaza del Marqués y en la Ruta de los Vinos con carácter preventivo y fue revisado un local de la calle Oscar Olavarría donde fueron identificadas 16 personas y se tramitaron dos actas-denuncias por infracción. Se le incautaron a una persona cogollos de marihuana y se intervino un cigarrillo de hachís que estaba tirado en el suelo del establecimiento.

Policía local por su parte procedió a efectuar tres denuncias de carácter leve por carecer de carteles de horario de apertura y de tipo de licencia. También sancionó a dos locales de la calle Felipe II y de la calle Gaspar García Laviana por infringir el horario de cierre, no presentar licencia de apertura y tolerar el consumo de estupefacientes en su interior.