Detienen a un conductor en estado ebrio y armado tras estrellar su coche contra las vallas de un local

VALENCIA, 14 (EUROPA PRESS)

La Policía Local de Valencia en colaboración con la Guardia Civil ha detenido a un conductor en estado ebrio, que llevaba en su vehículo un arma de fuego no registrada, y que estrelló su coche contra las vallas de seguridad de un local de la ciudad, informaron hoy fuentes policiales.

Los hechos se produjeron la pasada madrugada, sobre las 03:00 horas, cuando la Sala del 092 avisó para que acudiera una patrulla de Policía Local a la calle José Soto Micó donde se había producido un accidente de tráfico.

Al llegar al lugar, se entrevistaron con dos guardias de seguridad que custodiaban la entrada de un local situado en esa misma dirección y les explicaron a los agentes que minutos antes vieron cómo un vehículo colisionaba contra las vallas del recinto.

Seguidamente el conductor del vehículo bajó del mismo y se dirigió hacia ellos, observando en ese momento que el citado conductor mostraba signos evidentes de encontrarse bajo los efectos de bebidas alcohólicas por lo que decidieron avisar a la PLV. El individuo, con la excusa de ir a estacionar el coche en un lugar apropiado se dio a la fuga con el mismo.

A causa de la colisión, este vehículo iba dejando en la vía un rastro de aceite que siguieron los agentes hasta llegar a la localidad de Benetússer, donde lo encontraron vacío y con restos de sangre por lo que decidieron solicitar apoyo a la Guardia Civil. Momentos después apareció un hombre que dijo ser el dueño y conductor del vehículo en estado ebrio y al ser preguntado por los agentes reconoció haber sido el autor de todos los hechos anteriores.

Se procedió a identificar a este individuo y la patrulla de la Guardia Civil consultó en su base de datos y resultó que había sido denunciado anteriormente por tenencia y consumo de drogas en la vía pública.

Además, al realizar una inspección ocular del vehículo se encontraron en su interior restos de cocaína y un arma de fuego corta de 9 m/m junto con doce cartuchos. Al comprobar la Guardia Civil los datos del arma resultó que no se encuentra registrada.

Por todos estos hechos se procedió a la detención de Jaime M.B. natural de Madrid y de 33 años de edad para ser puesto a disposición de la autoridad judicial poor un presunto delito de tenencia ilícita de armas y otro contra la seguridad vial.