Diez muertos y cuatro heridos graves en las carreteras catalanas esta Semana Santa

BARCELONA, 14 (EUROPA PRESS)

Diez personas murieron y otras cuatro resultaron heridas graves en los nueve accidentes mortales que registraron las carreteras catalanas entre las 15 horas del viernes 3 de abril y las 24 horas de ayer, cuando se dio por concluida la operación de Semana Santa.

Según el balance definitivo del Servei Català del Trànsit (SCT), ocho de los siniestros --con ocho muertos-- tuvieron lugar en la red viaria interurbana mientras que el octavo --con los otros dos-- tuvo lugar en la Ronda Litoral de Barcelona. El año pasado, fallecieron 14 personas en las carreteras catalanas durante estas vacaciones.

Entre las 12 horas del domingo y las 24 horas de ayer regresaron al área metropolitana de Barcelona 545.000 vehículos, en general de forma fluida y escalonada. No obstante, ayer por la tarde se registraron colas en la autopista AP-7, de hasta 10 kilómetros, en varios tramos ubicados entre Banyeres del Penedès y Sant Sadurní d'Anoia (Barcelona), y la autovía A-2 acumuló nueve kilómetros de retenciones a la altura del Bruc.

El accidente más grave tuvo lugar la madrugada del sábado 11 en la Ronda Litoral a la altura de Sant Adrià del Besòs (Barcelona), y en él fallecieron dos jóvenes de nacionalidad china --M.Sun, de 20 años, y Y.Huo, de 26, ambos vecinos de Santa Coloma de Gramenet (Barcelona)-- al salirse de la vía el vehículo en el que viajaban, junto a otras dos personas que resultaron heridas graves.

El último accidente mortal de estas vacaciones ocurrió anoche sobre las 22.15 horas cuando un peatón murió al ser atropellado por un coche en el kilómetro 634,2 de la carretera N-II, en El Masnou (Barcelona), mientras que el conductor, que dio negativo a la prueba de alcoholemia, salió ileso.

Ayer tuvo lugar otro en la carretera C-651 en Sant Bartomeu del Grau (Barcelona) y causó la muerte de un ciclista, Pere R.M., español de 26 años y vecino de Tona (Barcelona), que chocó con un turismo.

También ayer, un peatón murió a las 04.15 horas al ser atropellado por un autobús en la autopista AP-7 en Sant Celoni (Barcelona). Se trata de Stefan M., de 31 años y nacionalidad rumana, mientras que el conductor del vehículo y sus ocupantes resultaron ilesos.

Otra persona murió el domingo en un accidente entre un turismo y una furgoneta, ocurrido sobre las 19.39 horas en la carretera C-55 a su paso por Castellber i El Vilar (Barcelona). El fallecido fue Jorge H.F., conductor del turismo y vecino de Barcelona.

El sábado 11, una niña de tres años murió y su madre, de 35, resultó herida grave después de que un coche las atropellara en Llimiana (Lleida) sobre las 17.40 horas al salirse de la vía un turismo en una pista forestal.

Un joven de 34 años, Pedro C.S., vecino de Calella (Barcelona), murió el jueves sobre las 22.46 horas, después de que su turismo colisionara frontalmente con una furgoneta en la carretera N-II a la altura de Arenys de Mar (Barcelona).

Sobre las 16.15 horas del miércoles, la conductora de un turismo, Maria V.M. --española de 38 años y vecina de Vinebre (Tarragona)-- murió al chocar frontalmente con un todoterreno en kilómetro 81 de la carretera C-12 en Ascó (Tarragona).

Un menor que viajaba en el coche quedó herido leve y fue trasladado al Hospital Comarcal de Móra d'Ebre, mientras que los dos ocupantes del todoterreno salieron ilesos.

Un conductor de un camión, Santiago G.S., de 42 años, murió el sábado en una colisión con otro camión en el kilómetro 742 de la N-II, a la altura de Pontós (Girona), mientras que el otro resultó herido grave y fue trasladado al Hospital Josep Trueta de Girona.