El Ayuntamiento de Murcia edita folletos en 5 idiomas para informar y disuadir a los gorrillas y limpiaparabrisas

La Policía Local identificó a 695 personas en 2008 que realizaban actividades de aparcacoches, limpiaparabrisas o venta de pañuelos

MURCIA, 6 (EUROPA PRESS)

La concejala de Seguridad y Circulación del Ayuntamiento de Murcia, Nuria Fuentes, presentó hoy una campaña para limitar la presencia de gorrillas en las calles de Murcia, a través de la edición de folletos en cinco idiomas que les serán entregados y en los que se les informa de las posibles alternativas que ofrece el municipio en relación a alojamiento, comida y ropa.

En este sentido, Fuentes señaló que la nueva campaña se pone en marcha "dado que su actitud genera problemas de seguridad personal, no sólo para quienes la desarrollan, sino que afecta a la seguridad vial de todos los vecinos". La iniciativa tiene como objetivo mitigar las molestias que estas actitudes causan a los vecinos, ya que se detectó un aumento de estas actividades ante la falta de empleo y el buen tiempo.

Para llevarla a cabo serán necesarias dos unidades de la Policía Local en cada turno con un servicio uniformado y otro no uniformado. Además, la Concejalía de Seguridad se ha puesto en contacto con los responsables de la Ordenanza Reguladora de Aparcamiento (ORA) para que faciliten una información actualizada que permita que este dispositivo policial sea más efectivo.

Fuentes explicó que la campaña se llevará a cabo en dos fases, la primera de ellas, que se extenderá durante dos semanas y que comienza mañana, será principalmente informativa. Los agentes les repartirán unos folletos editados en español, inglés, francés, rumano y árabe en los que se incluyen los distintos sitios donde se les ofrece ayudas de comida y alimentos, ropa, mantas, alojamiento, descanso, empleo y repatriación.

Y es que, según indicó la concejala, "el Ayuntamiento y otros organismos públicos les ofrecen posibilidades para cubrir todas ellas y para favorecer su inserción social, promoviendo una convivencia amable y respetuosa con nuestros vecinos".

Asimismo, se les recuerda que transitar por la calzada realizando cualquier tipo de actividad supone un peligro para su seguridad personal y para la seguridad vial de los ciudadanos, y que los usuarios de nuestras vías públicas en ocasiones se sienten coaccionados por la práctica de estas conductas.

Este tipo de actuaciones constituyen una infracción administrativa del artículo 49 de la Ley de Tráfico y Seguridad Vial y la reiteración de esta actividad puede suponer un delito de desobediencia, por lo que, en los folletos "se les informa de todo ello, se les pide respeto a la normativa vigente y que cese este comportamiento que perjudica a todos", subrayó Fuentes.

De esta forma se quiere orientar a las personas que ejercen esta actividad hacia recursos públicos para favorecer su inserción social. La primera fase de la campaña servirá también para que la Policía Local realice un censo de los gorrillas indicando su perfil y las zonas donde ejercen esta actividad.

Por otro lado, la segunda fase, que comenzará en dos semanas, será de control y denuncia. Así, las personas que no hayan cesado en esta actividad, pese a haber sido informadas de que es ilegal y de los sitios donde pueden acudir para recibir ayuda, serán denunciados por una infracción al artículo 49 de la Ley de Seguridad Vial con 36 euros.

En caso de reiteración, cuando acumulen tres denuncias consecutivas se les abrirán diligencias en la Comisaría de Policía, mientras que cuando se les identifique y no tengan permiso de residencia, se les detendrá por infracción a la Ley de Extranjería.

Al hilo, Fuentes señaló que, a lo largo de 2008, la Policía Local de Murcia identificó a 695 personas que estaban realizando actividades de aparcacoches, limpiaparabrisas o venta de pañuelos en la calzada, formulando un total de 568 denuncias por transitar por la calzada existiendo zona peatonal y por contravenir el artículo 49 de la Ley de Tráfico y Seguridad Vial.

De los denunciados, 525 se encontraban ejerciendo como aparcacoches, ocho vendiendo pañuelos y 35 ejercían de limpiaparabrisas. Además, 24 diligencias fueron instruidas en comisaría de Policía por presunta infracción penal de desobediencia a agente de la autoridad.

Finalmente, la concejala señaló que, en relación con los gorrillas y limpiaparabrisas, el pasado año la Policía Local realizó labores de auxilio en el traslado de 92 enfermos y que trasladó a 136 personas a Servicio Sociales, 435 a hospitales, 131 a centros benéficos, 30 a centros de asilo y 109 a centros de acogida de menores.