El bebé hospitalizado por el atropello en Gibraleón (Huelva) vuelve a la UCI para una vigilancia más estrecha

HUELVA, 07 (EUROPA PRESS)

Uno de los bebés, de dos meses, atropellados el pasado miércoles en Gibraleón (Huelva) junto a otros tres menores más y sus respectivas madres --estos últimos dados de alta--, ha vuelto a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Virgen del Rocío, en Sevilla, porque los médicos han decidido aplicarle una vigilancia más estrecha.

Así lo explicaron a Europa Press fuentes hospitalarias, quienes precisaron que su situación es estable y, a pesar de presentar un traumatismo craneal con hemorragia, no ha presentado agravamiento.

Por su parte, el concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Gibraleón, Manuel Murez (PSOE), indicó que una de las madres está estable aunque "tiene una pierna rota y está muy molesta de las costillas".

Respecto al conductor del vehículo, un varón de 41 años, cuya identidad no ha trascendido, señaló que la Guardia Civil "le practicó la prueba de alcoholemia y dio negativo por dos veces", así que todo apunta que los hechos podrían haber sucedido "a causa de un descuido".

En este sentido, destacó que el hombre "se paró", por lo que "no hubo conducta de abandono ni omisión de socorro", a lo que añadió que "hasta ahora no se han producido detenciones, pero tendrá que esperar a que se celebre el juicio".