El conductor que sobrevivió a un accidente con 4 muertos está anímicamente mal

  • Lugo, 23 mar (EFE).- El conductor del vehículo en el que ayer murieron cuatro jóvenes en accidente de tráfico en el municipio coruñés de Toques se encuentra "anímicamente mal", según ha confirmado a Efe la concejala de Asuntos Sociales del municipio lucense de Friol, de donde eran vecinos, Isabel García Pacín.

Dado de alta el conductor del vehículo accidentado en el siniestro en el que murieron 4 jóvenes

Dado de alta el conductor del vehículo accidentado en el siniestro en el que murieron 4 jóvenes

Dado de alta el conductor del vehículo accidentado en el siniestro en el que murieron 4 jóvenes

Dado de alta el conductor del vehículo accidentado en el siniestro en el que murieron 4 jóvenes

Lugo, 23 mar (EFE).- El conductor del vehículo en el que ayer murieron cuatro jóvenes en accidente de tráfico en el municipio coruñés de Toques se encuentra "anímicamente mal", según ha confirmado a Efe la concejala de Asuntos Sociales del municipio lucense de Friol, de donde eran vecinos, Isabel García Pacín.

El conductor, José Antonio A. F., de 29 años, fue dado de alta esta madrugada.

La concejala, vecina de la misma aldea de Xiá, de donde es natural José Antonio y dos de los fallecidos, relató cómo a los tres les unía "una amistad muy especial" y se refirió a ellos, Toño, Ángel y Ramón, como unos vecinos que se ayudan "en todo" y compartían su tiempo de ocio.

La madre del conductor acudió ayer a la misa conjunta que se celebró en el pabellón polideportivo, donde se encuentra la capilla ardiente, y le confirmó a la concejala que su hijo era consciente de todo lo que había sucedido y, precisó, "me comentó que se encontraba muy mal anímicamente".

García Pacín recordó que la localidad coruñesa de Melide, de donde regresaban en la madrugada del accidente, era uno de los lugares preferidos para disfrutar del tiempo de ocio de las víctimas, lo mismo que hacen otros jóvenes de la zona.

"La carretera en la que se produjo el accidente la conocían perfectamente y el suceso es algo que nadie se explica, porque ellos mismos daban consejos a los más jóvenes", razonó.

La concejala enmarcó el accidente en "una lotería mortal", donde a Toño "le tocó quedar vivo", pero, agregó, "nadie en Friol se quiere parar a pensar cuáles fueron las posibles causas".

"Esa ruta la habían hecho muchas veces y siempre llegaba a casa sanos y salvos, porque eran perfectamente conocedores de la responsabilidad que implicaba conducir un coche", concluyó.