El joven que atropelló a un hombre en un paso de peatones en Castrillón conducía sin seguro

Oscar S.O. pidió al día siguiente del suceso a una aseguradora que le hiciera una póliza con fecha del día anterior argumentando "que había tenido un problema" El acusado declaró que la víctima cruzaba la calle corriendo y en estado ebrio OVIEDO/AVILÉS, 26 (EUROPA PRESS) El joven, de 31 años y natural de Benidorm (Alicante) acusado de atropellar a un hombre en la localidad de Raíces (Castrillón) cuando circulaba a más velocidad de la permitida y adelantaba a un autobús, que se encontraba parado en un paso de peatones, sin respetar la línea continua, conducía además sin seguro. Así lo aseguraron hoy los responsables de la aseguradora a la que el acusado había acudido horas antes del suceso para pedir un presupuesto que rechazó al argumentar que "era demasiado caro". El juicio, que fue aplazado el 12 de junio 2008 al no comparecer el acusado, se celebró hoy nueve meses después. Los responsables de la aseguradora manifestaron además que el joven regresó al día siguiente interesándose por el mismo seguro y pidiendo que le hicieran una póliza con fecha del día anterior "porque había tenido un problema con el coche". El joven en su declaración ante el juez reconoció los hechos aunque se mostró disconforme con la pena que le impone el ministerio fiscal que asciende a tres años de prisión. "Efectivamente vi el autobús pero el hombre cruzó corriendo y en estado ebrio", manifestó el acusado. Por su parte, la acusación particular elevó su petición de pena de tres a cuatro años de cárcel al considerar que el acusado "actuó con notorio desprecio contra la vida". Por su parte, los agentes de la Policía Local que atendieron a la víctima en el lugar del suceso declararon que el acusado superaba el límite de velocidad permitido en esa zona --50 kilómetros por hora-- al medir el lugar del impacto y el desplazamiento del cuerpo. Aseguraron también que la vía es de línea continua y que el hombre cruzaba por un paso de peatones. ESCOLTADO POR LA POLICÍA LOCAL El acusado, una vez finalizada la vista oral, requirió la presencia de los agentes de la Policía Local de Avilés para abandonar los juzgados con el fin de evitar a las cámaras de los medios de comunicación. Tras realizar la llamada telefónica un coche policial se subió a la acera y se acercó a la puerta del edificio judicial y escoltó al acusado que huía de las cámaras. LOS HECHOS Los hechos, según el escrito del Ministerio Fiscal, sucedieron el día 16 de mayo de 2006, a las 22.00 horas, cuando el acusado, que conducía su vehículo, matrícula 0-4860-BJ, "carente de seguro obligatorio", arrolló a un hombre que cruzaba por un paso de peatones en la localidad de Raíces (Castrillón). El procesado circulaba "a una velocidad excesiva" al transitar por una zona de travesía limitada a 50 kilómetros por hora y se dispuso a adelantar a un autobús que se hallaba detenido en un paso de peatones para dejar cruzar a un peatón. Dicho adelantamiento lo realizó en una zona prohibida limitada por una raya continua, "invadiendo el carril contrario". El acusado en esta maniobra arrolló al peatón que cruzaba por el paso de peatones y lo lanzó a una distancia de 13,75 metros de longitud. El hombre sufrió tras el impacto traumatismo craneoencefálico grave, facial, torácico, abdominal y de extremidades, según el escrito fiscal. Para su curación, la cual no se ha producido todavía, precisará de tratamiento médico-quirúrgico, así como "previsiblemente" 730 días durante los que estará impedido para sus quehaceres habituales. Le restarán como secuelas el deterioro de las funciones cerebrales superiores integradas en grado moderado, hemiplejia en grado no valorable, esplecnectomia y perjuicio estético por cicatrices.