El peatón arrastrado 27 kilómetros era un ecuatoriano que volvía de su cumpleaños

  • Nueva York, 12 feb (EFE).- El peatón que fue atropellado el miércoles por un vehículo y luego arrastrado por otro durante al menos 27 kilómetros por las calles de Nueva York era un hombre ecuatoriano que volvía a casa después de celebrar su 26 cumpleaños.

El peatón arrastrado 27 kilómetros era un ecuatoriano que volvía de su cumpleaños

El peatón arrastrado 27 kilómetros era un ecuatoriano que volvía de su cumpleaños

Nueva York, 12 feb (EFE).- El peatón que fue atropellado el miércoles por un vehículo y luego arrastrado por otro durante al menos 27 kilómetros por las calles de Nueva York era un hombre ecuatoriano que volvía a casa después de celebrar su 26 cumpleaños.

La Policía de Nueva York informó hoy de que identificó el cuerpo del hombre que fue atropellado por un todoterreno en el barrio de Queens cuando trataba de cruzar la calle poco después de las seis de la mañana.

Acto seguido la víctima fue arrollada y quedó enganchada en los bajos de una furgoneta que la arrastró más de 27 kilómetros, y durante casi una hora, por las calles de la ciudad, hasta que el conductor fue alertado por unos motoristas y detuvo el coche en Coney Island (Brooklyn).

Según la Policía y los familiares de la víctima, el fallecido era Guido Salvador Carabajo-Jara, un ecuatoriano que el día anterior había cumplido 26 años y que vivía muy cerca de donde tuvo lugar el macabro incidente.

Llegado a Estados Unidos hace cinco años, el joven vivía en un pequeño apartamento en Corona (Queens) junto a su hermana y el marido de ésta, así como con una compañera de piso dominicana de 33 años.

Esta última, Maribel Rodríguez, aseguró al diario New York Post que el joven, que trabajaba en la construcción hasta que recientemente fue despedido, volvía a casa precisamente de celebrar su cumpleaños.

Detalló al diario que incluso grabó las informaciones que estaban facilitando las televisiones locales sobre el incidente para mostrarlas a la hermana del fallecido porque ambas -sin saber aún la identidad de la víctima- estaban al corriente de que algo había ocurrido muy cerca de donde viven y querían conocer los detalles.

"La Policía la llamó sobre la media noche. Estaba completamente conmocionada, no entendía cómo alguien podía golpear (con el coche) a una persona y no darse cuenta", explicó Rodríguez, quien reconoció que durante el miércoles empezó a preocuparse por no haber sabido nada de su compañero durante todo el día.

La policía detalló que pudo identificar a la víctima gracias a un móvil iPhone que llevaba en el bolsillo y un recibo de un ingreso de 40 dólares efectuado a través de Western Union.

Según un blog de The New York Times, el fallecido era natural de la provincia ecuatoriana de Cañar, al sudoeste de Quito.

"No se pueden imaginar el shock que sufrí cuando bajé de la furgoneta y vi el cuerpo. No pude volver a mirar", aseguró a la prensa tras el incidente el conductor de la furgoneta, que iba escuchando la radio del coche y asegura que no notó ni oyó golpe alguno.

Sin embargo, dijo que detuvo previamente su vehículo porque notó olor a quemado, pero no descubrió nada.

Esta versión se comprobó gracias a grabaciones de cámaras de seguridad.

El conductor de la furgoneta, que como el otro chofer implicado tiene un impecable expediente de conducción, insistió en declaraciones a la prensa local que se siente "muy nervioso y triste" por el incidente y por la familia de la víctima. EFE

El conductor del todoterreno que atropelló al transeúnte fue quien alertó a las autoridades locales del accidente, a las que aseguró que creía haber arrollado a una persona, aunque no podía ver el cuerpo.