Entierran a 4 de las 5 personas fallecidas en el incendio en Miranda (Burgos)

  • Miranda de Ebro (Burgos), 21 feb EFE.- Los restos mortales de cuatro de las cinco personas fallecidas el pasado jueves en Miranda de Ebro (Burgos), en un incendio en una vivienda han sido enterrados hoy en el cementerio Nuestra Señora de Altamira de esta localidad, una vez que sus familiares renunciaron a la repatriación.

Entierran a 4 de las 5 personas fallecidas en el incendio en Miranda (Burgos)

Entierran a 4 de las 5 personas fallecidas en el incendio en Miranda (Burgos)

Miranda de Ebro (Burgos), 21 feb EFE.- Los restos mortales de cuatro de las cinco personas fallecidas el pasado jueves en Miranda de Ebro (Burgos), en un incendio en una vivienda han sido enterrados hoy en el cementerio Nuestra Señora de Altamira de esta localidad, una vez que sus familiares renunciaron a la repatriación.

Los féretros de las dos mujeres de 20 años y de los hijos de una de ellas -una niña de cuatro y un bebé de uno- han llegado desde el tanatorio a la iglesia de Santa María, a escasos 50 metros del lugar donde vivían, alrededor de las 11.45 horas.

Allí, han sido recibidos por numerosos miembros de la comunidad rumana, muchos de los cuales han pasado la noche en las dependencias de Cruz Roja, donde están habilitadas unas dependencias para un velatorio.

Minutos después, a las 12.00 horas, hora fijada para el funeral que se ha oficiado por el rito ortodoxo, han ido entrando en el templo el alcalde de la ciudad, Fernando Campo y varios concejales de la corporación.

También han asistido al sepelio el delegado del Gobierno en Castilla y León, Miguel Alejo, la subdelegada en Burgos, Berta Tricio; el presidente de la Diputación de Burgos, Vicente Orden Vigara; el director del Instituto de la Juventud de Castilla y León, Sergio Montoya; y la diputada popular Sandra Moneo, entre otros.

Durante casi hora y media, familiares y allegados de las víctimas han mantenido la emoción y el silencio en una misa oficiada, en castellano y rumano, por un sacerdote ortodoxo llegado de Vitoria para la ocasión.

Junto a él, en el altar se han situado tres clérigos de la ciudad.

El sacerdote se ha dirigido a los presentes, casi medio millar de personas, para mostrar su dolor por lo sucedido y ha aprovechado la ocasión para destacar "la serenidad con la que la familia ha asumido la pérdida, sobre todo la abuela de los niños y madre de una de las fallecidas", y para poner de manifiesto el "comportamiento exquisito de la comunidad rumana" en estos días de tragedia.

Desde el altar también ha hablado la vicecónsul de Rumanía en España, que ha agradecido el apoyo brindado por las autoridades y por la ciudad a sus compatriotas.

Ha adelantado que se reunirá con algunos familiares de las víctimas para tratar de ayudarles en "la tramitación de alguna documentación que requieren y tienen pendiente".

Al mismo, tiempo les ha brindado apoyo psicológico para tratar de superar la tragedia.

Está previsto que esta tarde llegue al tanatorio de la ciudad el cuerpo del quinto miembro fallecido de la familia, un joven que murió ayer en el hospital vizcaíno de Cruces.

J.D.V., de 26 años, será enterrado mañana en el mismo cementerio de la ciudad, después de oficiarse un acto religioso de carácter estrictamente familiar.