Fundación O'Belén dice que no había indicios de que la menor fallecida en Guadalajara pudiera lanzarse de la furgoneta

GUADALAJARA, 20 (EUROPA PRESS)

La Fundación O'Belén, que gestiona el centro de menores Casa Joven de Azuqueca de Henares (Guadalajara), donde residía la menor de 14 años que murió tras tirarse de la furgoneta que la llevaba hasta dicho centro, acompañada de otros menores, aseguró hoy que no existía ningún indicio de que la menor pudiese lanzarse del vehículo.

Así lo indicaron a Europa Press fuentes de esta fundación, que aseguraron que si hubiese existido alguna duda o comportamiento que hiciera presuponer que la niña iba a abrir la puerta del vehículo y tirarse a la carretera, "el técnico de la Administración no le habría concedido el permiso para pasar los días de Semana Santa con su familia".

Del mismo modo, dichas fuentes resaltaron el "buen comportamiento" de la menor durante los meses que permaneció en el centro. "Asistía a sus clases y tenía buena relación con sus compañeros", incluidos los que viajaban en la furgoneta en el trágico momento, "a los que tampoco les advirtió de sus intenciones".

Tanto el Defensor del Pueblo como la Junta de Comunidades, han abierto una línea de investigación para determinar las causas por las que la menor decidió "hacer lo que hizo".

Según O'Belén, la Junta investigará qué pasó durante los días de vacaciones en casa de sus familiares en Ciudad Real; por qué tomó la decisión de saltar; si los familiares sospechaban una actuación de estas características, o por qué la menor no trasladó un posible problema con los familiares, "que no sería la primera vez que ocurre algo así", a los responsables del centro para que la hubiesen recogido antes.

De hecho, el consejero de Salud y Bienestar Social de Castilla-La Mancha, Fernando Lamata, confirmó hoy, a preguntas de los medios, que la investigación está en curso y que en ella se verá si hay algún fallo que podía haberse evitado en la organización de ese traslado. Asimismo, apuntó que cuando se conocieron los hechos se informó a la Fiscalía y que desde la administración de Justicia también se están llevando a cabo las investigaciones que proceden en este caso.

"Cualquier aspecto que deba ser corregido, si es que hubiera habido alguna situación que no hubiera tenido las garantías necesarias, se tendrá que tener en cuenta", agregó Lamata.

Para la Fundación que gestiona el Centro Joven, lo más extraño es que la menor no presentó ninguna actitud extraña el día de los hechos, pues subió al tren que le conducía hasta la estación de Atocha, en Madrid, con toda normalidad "y no se intentó fugar en ninguna de las paradas que el tren realizó de camino a Madrid", explican las mismas fuentes.

El Defensor del Pueblo ha abierto también una investigación para esclarecer la muerte de la niña por la gravedad de las heridas que sufrió el pasado domingo tras saltar del vehículo en marcha, informó a Europa Press este organismo.

La menor había pasado las vacaciones de Semana Santa con un familiar en Ciudad Real. Durante el traslado de la estación de tren de Atocha hasta el centro en Azuqueca, se arrojó a la carretera y sufrió heridas de carácter grave.

Al estar en la Comunidad de Madrid, la joven fue trasladado al Hospital Niño Jesús, donde ingresó en la Unidad de Vigilancia Intensiva. La niña falleció ayer, según confirmaron a Europa Press fuentes del centro sanitario.

INVESTIGADO

El centro de Menores Casa Joven de Azuqueca de Henares, gestionado por la fundación O'Belén, figura entre los investigados en 2008 por el Defensor del Pueblo al detectar supuestas irregularidades en su gestión.

El departamento que dirige Enrique Múgica incluía este centro en el informe que presentó el pasado febrero ante el Congreso de los Diputados sobre los centros de menores en toda España. En el documento, se exponía que en él "se abusa cotidianamente de la contención física, poniendo en riesgo al menor".

En el informe, se destapó que "muchos" de los centros vulneran los derechos de los menores, maniatándoles, prohibiéndoles la asistencia al centro escolar o la salida al patio durante una semana, bajo la denominación de 'medidas educativas creativas' o 'medidas correctoras'.

Asimismo, el texto reveló que la gran mayoría de estas instituciones de menores llevan a cabo contenciones físicas, contenciones mecánicas y medidas de aislamiento, así como que en el 75 por ciento de las mismas, suministra tratamiento farmacológico a los menores en casos de grave alteración.