Grupos ecologistas critican el "deplorable estado" de muchos montes en Valladolid por el uso de motos

VALLADOLID, 17 (EUROPA PRESS)

Las asociaciones Acenva, Alauda, ARBA y Ecologistas en Acción criticaron el "deplorable estado" en el que se encuentran muchos montes de la provincia de Valladolid debido al mal uso de motos de trial y 'quad'.

En concreto, estos grupos aseguraron que en los últimos años se ha producido un "grave deterioro" del medio natural provocado por el mal uso de estos vehículos de tal forma que se ha generalizado su tránsito en el interior de masas forestales publicas y privadas, según el comunicado emitido por estas asociaciones y recogido por Europa Press.

Por ellos, la pasada semana, las asociaciones naturalitas y ecologistas Acenva, Alauda, Arba, y Ecologistas en Acción hicieron llegar una queja por escrito a las administraciones competentes en la materia ante la "situación a la que se ha llegado en la actualidad".

En este sentido, estos grupos aseguraron que numerosos montes de la provincia están actualmente "surcados por sendas o 'trialeras' abiertas de forma ilegal" por estos vehículos que atraviesan lugares hasta ahora intransitables, en muchas ocasiones de "excepcional valor medioambiental". "Muchos de estos lugares se encuentran amparados por diferentes figuras de protección legal de la Red Natura 2000", añaden.

En particular, los daños más acusados se han detectado en masas forestales situadas en las cuestas de los páramos, cuya naturaleza las hacen ser "especialmente vulnerables" aunque los daños son "apreciables y de gravedad" en muchas otras zonas de la geografía provincial, en especial en pinares llanos sobre arenales o en las riberas de los ríos Adaja, Cega y Eresma.

Asimismo, según estas asociaciones, la "permisividad y pasividad" por parte de la administración es "absolutamente inadmisible" ya que "debe velar por el bienestar" de la masas forestales y del medio natural.

Entre los peligros derivados del ejercicio de estas actividades prohibidas, el comunicado destaca el "inadmisible" riesgo de incendios forestales, la degradación y los daños infringidos a la cubierta vegetal, la contaminación acústica del entorno, el riesgo "importantísimo" de procesos erosivos o las molestias ocasionadas a la fauna silvestre, entre otros.

Por ello, estas actuaciones proponen medidas como la elaboración de un inventariado de los daños ocasionados por el efecto de esta actividad, la intensificación de la vigilancia en las zonas más afectadas, la restauración "inmediata" de la cubierta vegetal de todas y cada una de las trochas abiertas o la señalización de la prohibición expresa de circular por determinadas sendas, entre otras.