Ingresa en prisión una mujer de Gijón que robaba sedando a sus víctimas

  • Oviedo, 20 feb (EFE).- Una mujer gijonesa de 48 años con numerosos antecedentes por robos con violencia e intimidación que se valía de sedantes para mermar la voluntad de sus víctimas ha ingresado en prisión por orden judicial tras ser detenida por la Policía Nacional, informa este Cuerpo.

Ingresa en prisión una mujer de Gijón que robaba sedando a sus víctimas

Ingresa en prisión una mujer de Gijón que robaba sedando a sus víctimas

Oviedo, 20 feb (EFE).- Una mujer gijonesa de 48 años con numerosos antecedentes por robos con violencia e intimidación que se valía de sedantes para mermar la voluntad de sus víctimas ha ingresado en prisión por orden judicial tras ser detenida por la Policía Nacional, informa este Cuerpo.

Los agentes la detuvieron el miércoles ya que estaba siendo buscada por utilizar benzodiacepinas para apoderarse del dinero y efectos de un gijonés de 54 años.

La víctima relató que había estado tomando unas consumiciones con una mujer en un bar de la avenida de Portugal y que ya no recordaba nada más de lo sucedido porque perdió la consciencia nada más salir a la calle.

Fue trasladado a un centro hospitalario donde le fue diagnosticado un traumatismo craneoencefálico derivado de su desmayo por ingesta de benzodiacepinas.

Los investigadores, conocedores de esta forma de actuar de la mujer, que fue reconocida por la víctima, establecieron un dispositivo de vigilancia en las inmediaciones de su domicilio para su localización y detención.

La mujer también había sido detenida en julio por hechos similares cometidos durante los pasados 13 y 17 de ese mes, que fueron denunciados por dos hombres que tuvieron que ser asistidos por los servicios sanitarios al presentar un estado de inconsciencia y carecer de cualquier tipo de documentación que les identificase.

Las víctimas relataron a la Policía en sus denuncias que cuando se encontraban en el recinto de la Semana Negra, una mujer de mediana edad entabló una conversación amistosa con ellos, refiriendo que eran del mismo pueblo y que tenían mucha gente conocida en común.

Con la conversación se tomaron juntos una copa y según manifestaron ambos perdieron el conocimiento por lo que no recuerdan nada de lo sucedido.

Tras el diagnóstico médico se pudo saber que habían sido sedados con benzodiacepinas.

Las sospechas policiales se centraron en dicha mujer, que fue detenida por robo valiéndose de ese método tan peligroso para la salud y puesta ayer a disposición de la autoridad judicial que ha decretado su ingreso en prisión.