La criminalidad sube siete décimas por los nuevos delitos de tráfico, pero sigue entre las más bajas de España

En 2008 disminuyeron los robos con violencia en viviendas y las infracciones contra las personas y mejoró la resolución de delitos SANTANDER, 1 (EUROPA PRESS) La tasa de criminalidad creció el pasado año en Cantabria en siete décimas, pero se mantiene pese a ello entre las más bajas de España y Europa, y es la segunda más baja de la última década en la región. Además, el incremento de las infracciones penales (delitos y faltas) se explica por la entrada en vigor de la reforma del código penal que incluyó nuevos delitos contra la seguridad del tráfico. En total, en 2008 se registraron en la región 27,8 infracciones por cada 1.000 habitantes, frente a las 27,1 del año anterior, lo que sitúa a Cantabria prácticamente 20 puntos por debajo de la media española, que el pasado año fue de 47,6 infracciones por mil ciudadanos. El delegado del Gobierno en Cantabria, Agustín Ibáñez, presentó hoy el Balance de Seguridad de 2008 en rueda de prensa, acompañado de la jefa superior de Policía, Pilar Allué, y el teniente coronel de la 13ª Zona de la Guardia Civil de Cantabria, Juan Arias. Ibáñez subrayó que los datos confirman a Cantabria como una de las comunidades más seguras de España que, a su vez, es uno de los países más seguros de Europa. Así, comparó la tasa de criminalidad cántabra (27,8 infracciones por mil habitantes), con la media de los 15 países más desarrollados de la Unión Europea, que es de 70,4, y con las tasas de países como Italia (55,6), Francia (57,5), Alemania (76,3) o el Reino Unido (101,6). Respecto al "pequeño repunte" registrado en comparación con 2007, el delegado lo atribuyó a la entrada en vigor de algunos delitos contra la seguridad vial, que sumaron en conjunto 646 infracciones, lo que supone un incremento del 81% de los delitos en este ámbito. Según dijo, sin estos delitos, la tasa de criminalidad de 2008 estaría en parámetros similares a los de 2007. TIPOS DE INFRACCIONES Por tipos de infracciones, 3.295 fueron contra las personas, cien menos que el año anterior, lo que implica un descenso del 2,94 por ciento. Además, las más graves, como son los homicidios y asesinatos, registraron en 2008 una tasa de 1,2 por cada 100.000 habitantes, frente a la tasa de 1,92 de 2007. La media en España es más del doble de la cántabra, 2,61. En cambio, aumentaron un 2,87% las infracciones contra el patrimonio, hasta registrar un total de 10.592. Dentro de éstas, en los robos en viviendas hubo un ligero repunte, al pasar de 9,2 por cada 10.000 viviendas en 2007 (la tasa más baja de la última década) a 11,2 en el año 2008. No obstante, la cifra está "muy alejada" de las que se registraban antes del año 2003 y de la media española del año pasado, que fue de 37,1, más del triple que en Cantabria. En el caso concreto de robos en domicilios pero con violencia, la incidencia ha bajado de 0,74 cada 10.000 viviendas en el año 2007 a 0,56 el año pasado. También bajaron los índices de sustracciones por cada 10.000 vehículos, pasando de una tasa de 11 en 2007 a 10,8 el pasado año. En el apartado de tráfico de drogas se contabilizaron 111 delitos y se desactivaron 24 puntos negros. Además, se impusieron 1.175 sanciones administrativas por tenencia o consumo de sustancias estupefacientes. Por lo que respecta a los malos tratos en el ámbito familiar, registraron un incremento del 2,9%, que el delegado del Gobierno considera fruto "de los esfuerzos de las instituciones por favorecer las denuncias de estos delitos" y de una mayor sensibilización social. Por último, en cuanto a las faltas cometidas en el año 2008, se redujeron las faltas contra las personas en un 4,3%, mientras las que tienen que ver contra el patrimonio descendieron en un 1,3%. EFICACIA POLICIAL En lo que se refiere a la eficacia policial, el año pasado se lograron esclarecer el 49,9% de las infracciones penales conocidas, uno de los mayores índices de resolución de los últimos años por encima, por ejemplo, de los registrados en 2004 (48,1%) y en 2000 (46,6%). La eficacia es mayor en aquellas infracciones más importantes, los delitos. Así, en 2008 el 58,9% de los delitos fueron esclarecidos, "el mejor dato de la década" y muy por encima de la eficacia policial media en España, que es del 38,3%. La eficacia y efectividad policial se tradujo también en un mayor número de detenidos, con 256 en 2008, frente a los 245 de 2007. El delegado del Gobierno destacó que estos resultados son consecuencia del esfuerzo de las Fuerzas y Cuerpos del Seguridad del Estado en Cantabria y están también directamente relacionados con el incremento de efectivos en los últimos años. En la actualidad, la suma de agentes del Cuerpo Nacional de Policía y de Guardia Civil es de 1.765 efectivos, un 14,4% más que los que había en el año 2003, y un 6,2% más que en enero de 2007. No obstante, también resaltó la necesidad de seguir "muy pendientes" y recalcó que se seguirá trabajando, en coordinación con las policías locales, para mantener estos índices de seguridad incidiendo sobre todo en la prevención del delito y en la persecución de los delincuentes.