La Jefatura Provincial de Tráfico de Murcia lanza una campaña para prevenir accidentes con peatones

MURCIA, 20 (EUROPA PRESS) La multa para los peatones que caminen por las carreteras sin cumplir las normas es de 60 a 90 euros, según advirtió el jefe Provincial de Tráfico de Murcia, Francisco Jiménez, durante la presentación de la campaña que la Jefatura Provincial ha puesto en marcha para prevenir accidentes de tráfico en los que se ven implicados peatones. Jiménez, quien explicó los objetivos de esta campaña acompañado por el delegado del Gobierno en Murcia, Rafael González Tovar, explicó que durante el pasado año se registraron en la Región un total de 13 accidentes mortales de peatones, mientras que en lo que va de 2009 dos personas perdieron la vida por la misma causa. Asimismo, apuntó que el 53,8 por ciento de estos accidentes se produjeron en fines de semana (viernes, sábado o domingo), y el 38,4 por ciento de los casos en autovías o autopistas. Igualmente, Jiménez insistió en la necesidad de que "los peatones extremen las precauciones", pues en el 77 por ciento de los casos las víctimas mortales fueron causantes del accidente. La mayoría de las víctimas, el 77 por ciento, eran hombres, y el 53,8 del total eran de nacionalidad española, mientras que el 30,7 restante eran marroquíes. Además, el 61,52 por ciento de las personas que perdieron la vida se encontraban en la franjas de edades de 20 a 30 años y de 41 a 50 años. La campaña se llevará a cabo desde este fin de semana hasta Semana Santa, y a lo largo de la misma la Guardia Civil de Tráfico adoptará medidas para concienciar a los peatones a que no cometan imprudencia, aunque llegado el caso podrán poner sanciones de acuerdo con lo establecido en la Ley, con un máximo de 90 euros. RECOMENDACIONES A LOS PEATONES. Por su parte, González Tovar resaltó la importancia de que los peatones sepan lo que deben hacer, ya que "su forma de actuar redunda en beneficio propio, pero también de los conductores". En concreto, Tráfico recordó que se debe transitar por las zonas peatonales, sin invadir la calzada, caminando por la acera, y que para cruzar las calles o calzadas se debe hacer uso de los pasos para peatones, de los semáforos o bien de las indicaciones de los agentes de circulación. Como norma general, de no existir pasos de peatones, es mejor cruzar por el lugar más seguro, a ser posible por las esquinas. Además, hay que respetar el semáforo para peatones, aunque no vengan vehículos por la calzada y, en todos los casos, mirar siempre antes de cruzar. Al cruzar, hay que hacerlo con paso rápido, pero sin correr ni detenerse en la calzada. Se debe cruzar en línea recta, que es el camino más corto. y siempre hay que intentar hacerse ver y no sorprender a los conductores. Nunca deben atravesarse plazas, sino rodearlas, y siempre que existan deben utilizarse los pasos superiores e inferiores para peatones. PROHIBIDO CIRCULAR POR LAS AUTOVÍAS. Jiménez subrayó que "está completamente prohibido que los peatones caminen por autovías y autopistas", y señaló que, en caso de necesidad, "hay que andar por la izquierda y por el arcén y, si no existiera, lo más separado posible del borde de la calzada". En caso de ir en grupo hay que caminar uno detrás de otro, en fila india y para cruzar buscar el sitio más seguro. En caso de duda, esperar, asegurándose de que no existen curvas u otros obstáculos que impidan ver bien a los vehículos y siempre calculando bien la distancia y la velocidad de los vehículos. En cuanto a la circulación nocturna, Jiménez señaló que caminar de noche por las carreteras y desde la salida hasta la puesta del sol "es especialmente peligroso". Por ello, destacó que "es indispensable que el peatón sea visto por los conductores y para ello, debe utilizar un elemento reflectante o luminoso" (brazaletes o chalecos). Las advertencias también alcanzan a la influencia de los medicamentos o la ingesta de bebidas alcohólica, ya que pueden provocar somnolencia, disminución de reflejos, etc. RECOMENDACIONES A LOS CONDUCTORES. En cuanto a los conductores, Tráfico recomendó tener "especial atención con los niños", así como moderar la velocidad en ciudad, ya que el atropello a un peatón a más de 55 kilómetros por hora "resulta mortal en un número mayor de ocasiones". También hay que prestar atención cuando un vehículo se detenga delante de nosotros, porque posiblemente sus ocupantes abran las puertas y bajen sin mirar, y tener especial cuidado en las salidas de los garajes, especialmente si son en rampa. Igualmente, hay que extremar la precaución y disminuir la velocidad al aproximarnos a un autobús en situación de parada, sobre todo si se trata de transporte escolar. A su vez, hay que moderar la velocidad al aproximarnos a un paso para peatones y nunca realizar señales para que los peatones crucen la calzada. Los demás conductores pueden no haberse dado cuenta y el peatón, confiado, puede ser atropellado por otros vehículos. Además, hay que llevar especial cuidado cuando circulemos marcha atrás, pues el conductor no ve al peatón, sobre todo si se trata de niños, y es muy recomendable que nunca estacionemos en las aceras, porque obligamos a los peatones a invadir la calzada. Por último, hay que prestar especial atención a los peatones que vayan hablando por el móvil, ya que en muchas ocasiones no están atentos al tráfico.