La Policía Foral detiene a 25 conductores en una semana marcada por el Puente de San José

PAMPLONA, 23 (EUROPA PRESS) La Policía Foral ha detenido desde el pasado domingo a 25 personas por delitos relacionados con la seguridad vial, en una semana marcada por el puente de San José, que ha concluido sin víctimas mortales en las carreteras navarras. Entre la operación 'salida' y la operación 'retorno' del puente, las patrullas de Tráfico de Policía Foral realizaron controles de velocidad a 13.500 vehículos, con 313 denuncias por exceso de velocidad. Otros 6 conductores fueron sancionados por llevar instalados dispositivos anti-radar en sus vehículos, informó el Gobierno de Navarra en un comunicado. Entre las detenciones efectuadas por la Policía Foral destaca la practicada por agentes de la comisaría de Tudela el pasado sábado por la noche. Un vecino de Corella de 24 años fue arrestado por un delito de conducción temeraria y por otro de atentado contra un agente de la autoridad. Un agente le dio el alto en un control de alcoholemia y el conductor aceleró de manera brusca y obligó al policía a apartarse para evitar ser atropellado. También fue arrestado en Tudela un camionero que quintuplicó la tasa de alcohol permitida a los profesionales. 31 ACCIDENTES Con motivo del puente de San José, desde la tarde del miércoles hasta ayer domingo la Policía Foral atendió 31 accidentes de tráfico de menor importancia, consistentes en colisiones y salidas de vías, con heridos leves. El accidente de mayor relevancia se produjo en la tarde del domingo 22 en Arróniz, en dónde una mujer resultó herida grave y necesitó ser trasladada a Pamplona. Entre las principales medidas que se establecieron ante la elevada cantidad de desplazamientos destacaron los controles de velocidad de larga duración en las vías rápidas, especialmente en las autovías y autopistas. En la 'operación salida', con 18 patrullas desplegadas por la geografía navarra, fueron controlados 10.500 vehículos con un total de 280 denuncias realizadas. La velocidad máxima de un vehículo registrada por los radares el 19 de marzo fue de 205 kilómetros por hora, infracción que acarreó una denuncia administrativa de 600 euros de multa, pérdida de 6 puntos del permiso de conducir y retirada de un mes del permiso. Para la operación retorno del domingo, la Policía Foral contó con 18 patrullas y se controló la velocidad de 3.000 vehículos, de los que 33 fueron denunciados. Otros 6 fueron sancionados por llevar instalados dispositivos anti-radar. DELITOS CONTRA LA SEGURIDAD VIAL Además del vecino de Corella arrestado en Tudela, agentes de la Policía Foral detuvieron desde el domingo 15 de marzo a otros 24 conductores por delitos contra la seguridad vial: 14 de los arrestados conducían bajo los efectos del alcohol, 5 carecían de licencia o carné de conducir, otro fue arrestado por conducción temeraria; y otros 3 por resistencia a la autoridad. Otro de los detenidos fue arrestado por tres delitos, por conducir bajo los efectos del alcohol, por no tener licencia y por negarse a someterse a las pruebas de etilometría. Destaca también la detención de un camionero que quintuplicó la tasa de alcohol permitida a los profesionales en Tudela. Ayer, domingo 22 de marzo, fueron arrestados dos conductores. Un vecino de Tudela, de 48 años, que fue interceptado por los agentes cuando circulaba de manera irregular por el casco urbano de la capital ribera. Un hombre de nacionalidad francesa, de 52 años, fue arrestado en la N-121-B (Pamplona-Francia por Baztan), en la zona de Dantzarinea (Valle de Baztan) por conducir un ciclomotor sin haber obtenido nunca la licencia. El sábado, 21 de marzo, fueron arrestados tres conductores por superar las tasa de alcohol tipificada como delito. El viernes 20 de marzo fueron detenidos dos conductores también por dar positivo. El jueves 19 de marzo en la Autovía del Ebro, la Policía Foral detuvo a un vecino de Funes de 44 años que conducía un camión con una tasa de alcohol cinco veces superior a la permitida para un conductor profesional. Además, también el jueves, en Tudela, los agentes arrestaron a un vecino de la capital ribera de 22 años por un delito contra la seguridad del tráfico y otro de resistencia a la autoridad. En esta misma actuación fue además detenido el copiloto del vehículo, también vecino de Tudela de 26 años, por otro delito de resistencia y desobediencia a la autoridad. También el jueves, fueron arrestados otros tres conductores. Un vecino de Noáin de 31 años que se vio implicado en un accidente de tráfico en el que no se registraron heridos en Zizur Mayor. El conductor superó la tasa de alcohol tipificada como delito. Y un ciudadano francés de 62 años interceptado en Elizondo y que triplicó la tasa permitida. Al igual que un pamplonés de 34 años que circulaba en un ciclomotor en Berriozar. El miércoles 18 de marzo fueron arrestadas en Milagro dos personas que viajaban en el mismo vehículo. Su conductor, un vecino de Milagro de 51 años por conducir bajo los efectos de bebidas alcohólicas y su acompañante por resistencia grave y desobediencia a la autoridad. También el miércoles fue arrestado un vecino de Azagra de 34 años que triplicó la tasa permitida cuando fue sometido a las pruebas de etilometría tras sufrir un accidente de tráfico. El miércoles fueron arrestados tres conductores por conducir sin permiso: un vecino de Beriáin de 20 años, interceptado en el Acceso de Pamplona Oeste (PA-34), un joven de 24 años domiciliado en Cáseda interceptado en Sangüesa tras saltarse una señal de detención; y un vecino de Tudela de 18 años que nunca había obtenido el permiso de circulación. Este último conductor contaba con antecedentes por este motivo. Agentes de la comisaría de Tudela de la Policía Foral arrestaron el martes 17 de marzo a un vecino de la capital ribera de 19 años por conducir un vehículo a motor de forma temeraria. Y el martes también fue arrestado un vecino de Villatuerta de 32 años que fue interceptado en la Autovía del Camino (A-12) a la altura de Lorca, por un delito de falsedad documental. El detenido presentó un permiso falso de Rumanía. El lunes 16 de marzo fue detenido un vecino de Zaragoza de 42 años que conducía por la carretera Pamplona-Tudela (N-121) a la altura de Los Abetos con un permiso sin vigencia por pérdida total de los puntos asignados. Además, esta persona contaba con una orden judicial de búsqueda, detención y personación. Además, agentes de la comisaría de Tudela de la Policía Foral detuvieron el domingo 15 de marzo a un conductor de 44 años, vecino de Fustiñana por cometer presuntamente tres delitos contra la seguridad en el tráfico: conducir un vehículo a motor sin haber obtenido nunca el permiso, circular bajo la influencia de bebidas alcohólicas y negativa a someterse a las pruebas de etilometría. También por una alcoholemia positiva fue detenido el domingo 15 de marzo en las proximidades de Fitero un vecino de San Sebastián (Guipúzcoa) de 42 años.