Las calles y carreteras de Cuba necesitan más de 375.000 señales de tránsito

  • La Habana, 30 mar (EFE).- Las carreteras y calles de Cuba tienen un déficit de 375.500 señales viales, porque estas han sufrido deterioro por falta de mantenimiento o simplemente han "desaparecido", según datos del Centro Nacional de Ingeniería de Tránsito divulgados hoy por la prensa oficial.

Las calles y carreteras de Cuba necesitan más de 375.000 señales de tránsito

Las calles y carreteras de Cuba necesitan más de 375.000 señales de tránsito

La Habana, 30 mar (EFE).- Las carreteras y calles de Cuba tienen un déficit de 375.500 señales viales, porque estas han sufrido deterioro por falta de mantenimiento o simplemente han "desaparecido", según datos del Centro Nacional de Ingeniería de Tránsito divulgados hoy por la prensa oficial.

En las carreteras de la isla faltan unas 97.500 señales y en las zonas urbanas 278.000, precisa el informe, que agrega que las autoridades calculan que solo en 2008 fueron dañadas o desaparecieron 2.091.

El jefe del centro, Alvio Gil, explicó al periódico Granma que se espera resolver el déficit para 2013 y apuntó que las señales viales, "si no son agredidas, perduran en buen estado hasta siete años".

El diario, portavoz del gobernante Partido Comunista, denuncia que "durante años" las señales "fueron desapareciendo de a poco", debido al "deterioro y la falta de mantenimiento", aunque "otra buena parte fue a parar a patios particulares o a fomentar negocios ilícitos".

Además, critica problemas en el marcado de las calles de las ciudades y asegura que "la poca durabilidad de la pintura y las malas condiciones del pavimento han incidido de manera negativa" en la señalización.

"Sin restar importancia a la señalización, continúa siendo determinante la actitud del conductor", afirma también el diario, al apuntar que en 2008 el 27 por ciento de los accidentes ocurridos en La Habana fueron en "lugares donde las señales estaban en perfecto estado".

El año pasado los accidentes de tránsito en Cuba causaron la muerte de 778 personas y dejaron heridas a 7.707, cifras superiores a las reportadas en 2007.

Entre las principales causas de la accidentalidad, las autoridades señalan el exceso de personas en el traslado masivo de pasajeros, las imprudencias, el mal estado del parque automotriz y de las calles, las deficiencias de la señalización y el mal estado técnico de los vehículos.