Las víctimas mortales y heridos graves en las carreteras madrileñas aumentaron esta Semana Santa, pese al descenso general

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

Las víctimas mortales en accidentes de tráfico aumentaron esta Semana Santa en un 67 por ciento respecto a la pasada en la Comunidad de Madrid, al perder la vida cinco personas frente a las tres de 2008, pese al descenso de la siniestralidad en el resto del país.

Según datos de la Dirección General de Tráfico, el número de fallecidos en las carreteras se incrementó también en Aragón, Canarias, Murcia y el País Vasco, mientras que en el resto de las comunidades autónomas descendieron o no registraron víctimas.

Además, todas las regiones experimentaron descensos en sus cifras de heridos graves, excepto la Comunidad de Madrid, que registró un 17 por ciento más, es decir, 14, dos más que en el mismo periodo festivo del año pasado. De esta forma se paralizó la tendencia descendente que se venía registrado en heridos graves en los últimos años.

Tanto los fallecidos como los heridos graves se concentraron en cinco accidentes de tráfico en la región. En toda España, el tramo horario en que se registró el mayor porcentaje de muertos, ya que entre las 14 y las 20 horas hubo 20 víctimas mortales, el 42 por ciento del total de fallecidos. El siguiente periodo de mayor siniestralidad se concentró entre las 20 y las 7 horas, con el 36 por ciento de las víctimas mortales.

El día con mayor accidentalidad en las carreteras de la región fueron el Viernes Santo. El día antes murió un motorista en el kilómetro 17 de la M-503, al perder el control de la vía y chocar contra un quitamiedos. Horas después, ya en la mañana del viernes, el conductor de un turismo se salió de la vía y falleció en el kilómetro 28 de la M-607, en Colmenar Viejo, según datos facilitados a Europa Press por Emergencias 112 Comunidad de Madrid.

Ese mismo día por la tarde se produjeron dos colisiones múltiples de vehículos provocadas por la caída de una intensa granizada. El primer choque en cadena se registró en la A-1, donde doce personas resultaron heridas, dos de ellas de carácter moderado, al chocar más de una decena de vehículos. Asimismo, otra colapso similar en la R-5 dejó seis heridos leves y un adolescente de 17 años en estado crítico.