LM con 6 fallecidos y un descenso del 33,33% en el número de siniestros mortales

TOLEDO, 14 (EUROPA PRESS)

Un total de seis personas han fallecido en las carreteras de Castilla-La Mancha desde las 13.00 horas del viernes 3 de abril a las 24.00 horas del lunes 13, en el desarrollo de la Operación Semana Santa 2009 puesta en marcha por la Dirección General de Tráfico que, en cualquier caso, ha terminado con tres fallecidos menos y un descenso del 33,33 por ciento en el número de siniestros, respecto a la Semana Santa 2008 en la Comunidad Autónoma.

Durante esos días, se han producido en la región 77 accidentes con víctimas, un 4,94 por ciento menos que en 2008, así como 28 heridos graves (-12,50 por ciento) y 104 heridos leves (un 15,56 por ciento más que el año pasado, cuando se registraron 90 heridos leves).

Según los datos facilitados hoy por la Delegación del Gobierno en la región, por provincias, Albacete registró durante la Semana Santa de este año 17 accidentes con víctimas, aunque sólo un fallecido en el único accidente mortal --en 2008 no hubo ningún muerto en las carreteras de esta provincia-- cinco heridos graves y 29 leves.

En Ciudad Real hubo 17 accidentes, ninguno de ellos mortal, siete heridos graves y 26 leves, mientras que en la provincia de Cuenca se registraron 16 accidentes con víctimas, dos accidentes mortales con dos víctimas --lo que supone un aumento del 200 por cien respecto a la Semana Santa de 2008--, cinco heridos leves y 15 heridos graves, un 44,44 por ciento menos.

En la provincia de Guadalajara hubo sólo dos accidentes con víctimas entre el viernes 3 y el lunes 13 --un 87,50 menos--, ninguno de ellos con víctimas mortales, así como dos heridos graves y cuatro leves, siendo esta la provincia en la que descienden todas las variables medidas respecto a la Semana Santa del pasado año.

Finalmente, en la provincia de Toledo se registraron 25 accidentes con víctimas --un 31,58 por ciento más--, y tres con víctimas mortales que se saldaron con el mismo número de fallecidos. El número de heridos graves ascendió a 9 --frente a los 7 de 2008--, y el de heridos leves aumentó un 114,29 por ciento, hasta los 30.