Locales de ocio nocturno catalanes piden a la administración que persiga a los 'lateros'

BARCELONA, 26 (EUROPA PRESS) Dos patronales catalanas del ocio nocturno reclamaron hoy a la administración que actúe contra la venta de alcohol en la vía pública, después de que ayer se hiciera público un informe que constataba las facilidades de los menores para comprar alcohol en ciudades como Barcelona. En un comunicado, la Federación Catalana de Locales de Ocio Nocturno (Fecalon) y la Federación de Discotecas y Salas de Fiesta de Catalunya (Fadiscat) reclamaron que se extreme el control de los vendedores de latas en la calle, los 'lateros', y de los establecimientos tipo bazar o supermercado que venden alcohol a altas horas de la noche. Según las patronales, estas prácticas suponen competencia desleal para los locales de ocio nocturno y provocan ruido en la calle. Además, ambas entidades recordaron que en los dos últimos años el consumo medio por persona ha bajado hasta una copa y media y que muchos locales se han adherido a campañas de consumo responsable. Por ello, Fecalon y Fadiscat reclamaron a la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), autora del estudio, que concrete más sus conclusiones y no "mezcle" las actividades de bares musicales y discotecas con las de comercios. Según el informe de la OCU, en el 81 por ciento de los establecimientos visitados se sirvió cerveza a menores de edad, principalmente en las tiendas de 24 horas (87%) y en los establecimientos de comida rápida (83%). En el lado opuesto, se encuentran los bares y cafeterías (68%), seguidos de los bazares. Para llevar a cabo este estudio se visitaron 123 establecimientos de seis ciudades españolas: Barcelona, Bilbao, Granada, Madrid, Valencia y Valladolid. Por ciudades, los adolescentes de la capital encontraron más dificultades para obtener cerveza, junto con los de Valladolid y Bilbao, mientras que los de Valencia y Granada no tuvieron ningún tipo de problema. En el caso del whisky, los menores que participaron en el estudio pudieron comprar una botella en siete de cada 10 establecimientos visitados, siendo los más accesibles los bazares (75%) y las tiendas 24 horas (57%). Por ciudades, Madrid es la urbe donde menos whisky se vendió a los adolescentes --seguida de Bilbao y Valladolid--, mientras que Valencia de nuevo se sitúa a la cabeza por volumen de venta, seguida de Granada y Barcelona. OTRAS INFRACCIONES El estudio de la OCU también denuncia que casi la mitad de los establecimientos visitados en los que se comercia con bebidas alcohólicas no cuenta con el cartel obligatorio que señala la prohibición de vender alcohol a menores de edad, infracción cometida especialmente en el caso de los bazares (80%). Según recuerda la OCU, la única manera de comprobar que no se está vendiendo alcohol a un menor es solicitar el DNI, una solicitud que sólo se produjo en un 13 por ciento de los establecimientos visitados, en el caso de la cerveza, porcentaje que alcanza un 26 por ciento en el whiskey. Asimismo, el estudio señala que las tiendas de comestibles visitadas no separan las bebidas alcohólicas del resto de bebidas. En el caso de la cerveza, en más de un tercio de los comercios se vende junto a los refrescos.