Los fallecidos en accidentes de tráfico se redujeron cerca de un 60 por ciento en los últimos cinco años

Aprobado el Plan de Seguridad Vial para 2009 SANTANDER, 11 (EUROPA PRESS) Entre los años 2004 y 2008 un total de 161 personas murieron en accidentes de tráfico en las carreteras cántabras. Ello supone un descenso cercano al 60 por ciento en relación a los cinco años anteriores (1999-2003), cuando se registraron 277 víctimas. Por lo que se refiere a 2008, se contabilizaron un total de 2.981 accidentes de tráfico en los que murieron 19 personas (también hubo 162 heridos graves y 1.225 leves). Por su parte, en 2007 hubo 2.986 siniestros con 32 fallecidos, 176 heridos graves y 1.155 leves. Estos y otros datos fueron dados a conocer hoy por el delegado del Gobierno en Cantabria, Agustín Ibáñez, quien presidió la Comisión de Tráfico y Seguridad Vial. En el transcurso de la reunión, se aprobó el Plan de Seguridad Vial para 2009. Ibáñez destacó que si bien las últimas cifras confirman un "avance positivo", las muertes en carretera constituyen "la mayor tragedia" de Cantabria por lo que no hay que "bajar la guardia". El delegado del Gobierno, quien compareció en rueda de prensa junto al jefe provincial de Tráfico, Serafín Sánchez, y el el capitán jefe de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil de Cantabria, Lorenzo Bárez, apuntó al consumo de alcohol y, sobre todo, al exceso de velocidad como las principales causas de los accidentes registrados. De ahí que, según anunció, que la velocidad va a ser objeto de una acción de control permanente que va a contar con la colaboración, en los cascos urbanos, de las Policías Locales de los principales ayuntamientos de la región. En este sentido, manifestó que la entrada en vigor de iniciativas como el Permiso por Puntos o el Plan de Radares Fijos, así como campañas publicitarias y el refuerzo de la vigilancia por parte de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, ha provocado que las velocidades medias de recorrido se hayan reducido en 2,09 kilómetros hora, lo que significa un descenso del 1,8 por ciento. A este respecto y en relación a 2008, Ibáñez precisó que en los meses estivales, es decir, de julio a septiembre, se registraron las velocidades circulatorias más elevadas del año (117,63 k/h en agosto) frente a medias de 110 ó 112 kilómetros/hora registrados en invierno. Sobre los controles preventivos de alcoholemia, el 1,07 por ciento de los realizados en Cantabria resultaron positivos, por debajo del porcentaje del 2,14 por ciento alcanzado en España. No obstante, los controles se intensificarán los fines de semana y en verano, fundamentalmente. Respecto a la localización de los accidentes, señaló que la mayoría de ellos se registran en carreteras de doble sentido de circulación. También se refirió a tramos conflictivos desde el punto de vista de la intensidad circulatoria, y entre los que señaló el tramo de la A-8 entre Laredo y el límite con Vizcaya --donde está previsto el reasfaltado de la calzada-- o la A-67 entre Santander y Torrelavega --que cuenta con 4 radares fijos, dos en cada sentido de circulación--. MOTOS Además, el Plan de Seguridad Vial para 2009 contempla medidas como el endurecimiento de las pruebas de aptitud y pruebas prácticas para obtener la licencia de conducción de estos vehículos, de los cuales cerca de 30.000 están matriculados en Cantabria. En este ámbito, Ibáñez también trasladó la "preocupación" de la Comisión ante los fallecidos que circulaban en 'quads', un total de 4, una cifra "muy importante" si se compara con el número de este tipo de vehículos que hay en la región. En consecuencia, acordaron poner en marcha campañas para concienciar a los conductores acerca de la peligrosidad de los 'quads'. PERMISO POR PUNTOS E INFRACCIONES Por otro lado, Ibáñez se refirió a la entrada en vigor del permiso de conducción por puntos, fruto del cual se han impuesto en Cantabria, en dos años y medio, un total de 15.617 sanciones. Ello ha supuesto la retirada de 49.265 puntos, afectando a un total de 14.302 conductores. De ellos, 569 se han quedado sin la totalidad de los puntos mientras que 42 han recuperado el permiso. Del total de procedimientos por infracción incoados en los juzgados cántabros, la mayoría (1.326, el 84,5%) se debió al consumo de bebidas alcohólicas. También fueron denunciadas 158 personas (10,07%), por conducir sin permiso; 48 (3,06%) por conducción temeraria; 17 (1.08%) por negarse a realizar la prueba de alcoholemia; 14 (0,89%) por velocidad excesiva; y 6 por crear riesgo para la circulación (0,38%). En la Comisión de Tráfico y Seguridad Vial también participaron la fiscal delegada de Seguridad Vial, Felicidad Andrés; el jefe de la Demarcación de Carreteras del Estado, Vicente Revilla; representantes de la Guardia Civil, de la Dirección General de Carreteras del Gobierno regional, de la consejería de Sanidad, autoescuelas y asociaciones de consumidores, así como los jefes de las Policías Locales de Santander y Torrelavega.