Tres personas fallecieron en 2008 en Cantabria por no utilizar el cinturón de seguridad

Tráfico inicia hoy una campaña especial de vigilancia y control del uso de este sistema de seguridad que finalizará el 22 de febrero SANTANDER, 9 (EUROPA PRESS) De las 19 víctimas mortales de tráfico registradas en 2008 en las carreteras de Cantabria, tres no utilizaban cinturón de seguridad en el momento de producirse el accidebte, según los datos proporcionados hoy por la Delegación del Gobierno, con motivo de la campaña especial de vigilancia y control del uso de este sistema de seguridad que este lunes pone en marcha la Dirección General de Tráfico. La campaña se prolongará hasta el próximo 22 de febrero e implica una intensificación especial de vigilancia por parte de la Guardia Civil de Tráfico y de las policías locales de los ayuntamientos de Cantabria, que prestarán especial atención al cumplimiento de la normativa actual en lo que al uso del cinturón obligatorio se refiere, tanto en los asientos delanteros como en los traseros, así como a los otros sistemas de retención homologados. El objetivo de la campaña es concienciar y convencer a los ciudadanos de la utilidad de llevar el cinturón de seguridad puesto y conseguir también que lo usen todos los ocupantes del vehículo, especialmente, en los asientos traseros, así como los otros sistemas de sujeción y retención homologados destinados a los niños. Está demostrado que el cinturón es un elemento básico y fundamental de la seguridad vial en los vehículos y que reduce en más de la mitad el riesgo de muerte por accidente de tráfico o de lesiones graves. CANTABRIA En Cantabria, a pesar de que el año pasado se registraron 19 fallecidos en accidentes de tráfico, el número anual más bajo de toda su historia, esta cifra todavía se podía haber reducido, pues tres de las víctimas mortales no llevaban puesto el cinturón de seguridad en el momento del siniestro, con la probabilidad de que hubieran podido salvar la vida si hubieran hecho uso de él, indicaron fuentes de la Delegación de Gobierno. Por ello, para concienciar y convencer a los conductores y ocupantes de los vehículos de la necesidad vital de utilizar el cinturón, los agentes de la Guardia Civil de Tráfico de Cantabria, este año con la colaboración de las policías locales, realizarán un trabajo intensivo de vigilancia del uso del cinturón de seguridad en las carreteras de Cantabria y sancionarán a todos aquellos ocupantes del vehículo que no lo utilicen. Las previsiones indican que durante esta campaña, que se desarrollará entre el 9 y el 22 de febrero, se controlará el uso del cinturón y de los otros sistemas de retención homologados a unos 15.000 vehículos dentro de Cantabria, que serán un millón a nivel nacional. CAMPAÑA PARA REDUCIR LAS CIFRAS DE MORTALIDAD Esta campaña del cinturón de seguridad forma parte del Plan de Actuaciones de la Dirección General de Tráfico para 2009 y es la primera de ellas que se pone en marcha para conseguir de los conductores una mayor concienciación en las medidas de seguridad que se deben adoptar para reducir más el número de víctimas en las carreteras. Aunque el cinturón de seguridad es el dispositivo de protección más antiguo, es el más rentable y eficaz porque reduce la posibilidad de muerte casi en un 50% en caso de accidente. Por otro lado, el airbag alcanza su mayor eficacia si los ocupantes de los vehículos llevan puesto el cinturón de seguridad. En Cantabria, el porcentaje de conductores y ocupantes de vehículos fallecidos el año pasado que no utilizaron el cinturón supera el 15%, mientras que a nivel nacional se aproximó al 25%. A pesar de que algunos conductores tienden a no colocarse el cinturón en trayectos cortos o en recorridos urbanos, se ha demostrado que su eficacia es muy alta sobre todo a las velocidades que circulan los automóviles en las zonas urbanas. Existen muchas excusas para no llevar el cinturón y también muchos mitos sobre su eficacia, que generalmente se corresponden con falta de información y un conocimiento riguroso de este importante sistema de seguridad, destacó la Delegación de Gobierno.