Un juez condena a dos años de prisión a un hombre por atropellar a un matrimonio en Gijón

GIJÓN, 30 (EUROPA PRESS) El Penal 3 de Gijón ha condenado a dos años de prisión a un hombre acusado de atropellar a dos personas al invadir la acera en la avenida Schultz de Gijón. Por el delito de imprudencia grave, el juez lo ha condenado a un año y seis meses de cárcel y, por dos delitos de lesiones, a seis meses, según informaron a Europa Press fuentes jurídicas. Por su parte, el magistrado reflejó en la sentencia que no ha quedado probado que el procesado condujese bajo los efectos del alcohol ya que se negó a realizar la prueba. Además de la pena de prisión, el juez le impuso la prohibición de conducir vehículos de motor durante tres años. El suceso tuvo lugar sobre las 23.10 horas del 9 de diciembre de 2006, cuando el acusado, que conducía un Opel Corsa matrícula 0-8800-CC circulaba por la avenida de Gaspar García Laviana. El conductor se saltó el semáforo en rojo en la intersección con la avenida de Schultz, al estar bajo los efectos del alcohol. Debido a ello, colisionó con otro vehículo, y como consecuencia del impacto perdió el control del coche y prosiguió la marcha hasta invadir la acera del margen derecho de la avenida de Schultz. El conductor chocó entonces con una señal vertical, arrancó un árbol de ornato público y también con una farola, antes de atropellar a dos personas, un matrimonio que iba por la acera. El vehículo también causó daños en dos establecimientos comerciales. Respecto a las víctimas, defendidas por la letrada María Jesús Sánchez Obeso, el hombre, J. R. B., de 40 años, estuvo incapacitado para sus tareas habituales 198 días, de los que cuatro de ellos estuvo hospitalizado. Sus lesiones consistieron en traumatismo craneal con heridas en nariz y párpado superior derecho, contusión en la región temporal derecha, fractura del hueso malar derecho, excoriación en la espalda, luxación anterior del hombro derecho y arrancamiento de troquíter del húmero derecho. Asimismo, le quedan como secuelas: "material osteosíntesis en el pómulo derecho, cicatriz de 13 milímetros en el lado izquierdo del dorso de la nariz, hipoestenia en el territorio de la rama maxilar del nervio trigésimo derecho y una limitación de un 22 por ciento de la movilidad del hombro derecho". Actualmente el hombre se encuentra en situación de incapacidad laboral y está en estudio el reconocimiento de la invalidez. Por su parte, la mujer, E. G. G., de 44 años, estuvo incapacitada para sus ocupaciones habituales 131 días, en los que estuvo sometida a tratamiento farmacológico y rehabilitación. La víctima padeció diversas heridas y contusiones en mentón, mano y rodillas. Como secuela le queda una cicatriz de 2,5 milímetros en el mentón y una ligera limitación de la movilidad en la rodilla izquierda.