Una treintena de ayuntamientos se adhieren a campaña de la DGT de control del uso del casco en vías urbanas

Policía Local inmovilizará la moto a los 'sin casco', sancionará al conductor con 150 euros y la retirada de 3 puntos de carné

MURCIA, 18 (EUROPA PRESS)

Un total de 33 ayuntamientos de la Región se han adherido a la campaña de concienciación, vigilancia y control del uso del casco en motocicleta y ciclomotor en vías urbanas puesta en marcha por la Dirección General de Tráfico (DGT) en Murcia, Andalucía y Extremadura, debido a su bajo índice del uso de este dispositivo de seguridad en el conjunto del país.

Una campaña por la que agentes de la Policía Local controlarán a 46.000 motoristas, con la peculiaridad de que se inmovilizará los vehículos de las personas que no lleven casco y se les sancionará con una multa de 150 euros y la pérdida de tres puntos del permiso de conducción.

Se trata de inmovilizar el vehículo hasta que el conductor se presente con el preceptivo casco protector. El objetivo principal se centra en que el porcentaje del uso del casco se aproxime al 100 por cien y que las lesiones por no llevarlo se reduzcan.

Así lo manifestó, en rueda de prensa, el delegado del Gobierno, Rafael González Tovar, junto con el director Provincial de Tráfico, Francisco Jiménez, y el presidente de la Asociación de Venta y Reparación de Motos, Antonio Belmonte, quienes remarcaron que el 75 por ciento de las muertes de motoristas son consecuencia de heridas en la cabeza y que el riesgo de que un motorista sufra una lesión cerebral se multiplica por tres sin casco.

De hecho, en la Región de Murcia fallecieron durante el año 2007 41 personas (15 en ciclomotor y 26 en motocicleta). La situación no es más favorable en el año 2008, donde hubo 22 fallecidos, seis en ciclomotor y 16 en motocicleta, aunque la cifra se redujo un 45,23 por ciento.

No obstante, se constató que el 50 por ciento de los conductores de ciclomotores fallecieron en vías urbanas el año pasado. En cuanto a los conductores de motocicletas fallecidos el 25 por ciento fue en vías urbanas. De momento, según destacaron González Tovar y Jiménez, no se ha producido ninguna víctima mortal en ciclomotor y motocicleta.

En esta campaña se han adherido 33 municipios, destacando la falta del consistorio capitalino, "aunque no me cabe duda de que llegará", señaló Jiménez. En concreto los ayuntamientos adheridos son Alguazas, Mula, Santomera, Beniel , San Javier, Abanilla, Blanca, Calasparra, Cartagena, Caravaca, Alcantarilla, Torre Pacheco, Totana y Ceutí.

Así como Yecla, Bullas, La Unión, Archena, Cieza, Fortuna, Las Torres de Cotillas, Lorca, Lorquí, Los Alcázares, Mazarrón, Molina de Segura, Puerto Lumbreras, Ricote, San Pedro del Pinatar, Fuente Álamo, Abarán y Villanueva del Segura.

En la Región de Murcia hay un total de 154.000 vehículos, en concreto, un parque de motocicletas de casi 76.000 y casi 78.000 ciclomotores.

45.000 VEHÍCULOS EN CARRETERAS SECUNDARIAS

Por otro lado, el delegado del Gobierno recordó que desde el día 13 de mayo y hasta el día 27 se está llevando a cabo por parte de la Jefatura Provincial de Tráfico de Murcia y el Subsector de Tráfico de la Guardia Civil una campaña de control de velocidad en carreteras secundarias durante la cual serán controlados 45.000 vehículos.

Esta campaña se centra en las carreteras secundarias por el elevado número de fallecidos que se producen en este tipo de vías. De hecho, en 2007 el 78 por ciento de los accidentes mortales y víctimas se produjo en estas vías.

Durante los 15 días de duración de la campaña, los agentes del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil establecerán servicios de vigilancia en 60 tramos de carreteras con los cuatro radares móviles de control de velocidad.

Los tramos de carretera en los que se intensificará el control de velocidad serán aquellos en los que existe mayor siniestralidad debido a infracciones durante los años anteriores y en tramos de carretera cuyo trazado sea susceptible de que produzcan accidentes como consecuencia de la velocidad inadecuada.

También indicó que, en algunos casos, las denuncias serán sin notificación inmediata, pero en la mayoría se identificará al conductor en el acto con el fin de potenciar el efecto pedagógico de la relación inmediata infracción-denuncia, en relación especialmente con el permiso por puntos.