Unas 150 personas piden justicia por la joven enfermera asesinada en Pamplona

  • Venta de Baños (Palencia), 28 mar (EFE).- Unas 150 personas, según han informado fuentes municipales, se han concentrado hoy en Venta de Baños (Palencia) para pedir justicia y honrar la memoria de la joven Nagore Laffage Casasola, de 20 años, asesinada en Pamplona en julio de 2008 y cuyas raíces familiares se encuentran en Palencia.

Unas 150 personas piden justicia por la joven enfermera asesinada en Pamplona

Unas 150 personas piden justicia por la joven enfermera asesinada en Pamplona

Venta de Baños (Palencia), 28 mar (EFE).- Unas 150 personas, según han informado fuentes municipales, se han concentrado hoy en Venta de Baños (Palencia) para pedir justicia y honrar la memoria de la joven Nagore Laffage Casasola, de 20 años, asesinada en Pamplona en julio de 2008 y cuyas raíces familiares se encuentran en Palencia.

La concentración, que se desarrolló en la Plaza del Ayuntamiento de Venta de Baños, estuvo presidida por una pancarta con la leyenda "por tu ausencia", escrita en castellano y euskera.

Asimismo, un número indeterminado de jóvenes portaba camisetas con la imagen de la joven en una concentración en la que también participó la madre de la joven, Asun Casasola, que ha vuelto a pedir, como en otras concentraciones similares realizadas en Irún y Pamplona, "justicia de la buena" y que el autor del crimen, que confesó los hechos al ser detenido pocas horas después, "cumpla lo que tiene que cumplir".

Casasola ha indicado en declaraciones a los periodistas que en esta ocasión le había tocado a su hija ser víctima de la violencia machista, "pero mañana le puede tocar a cualquiera", y para evitarlo "las condenas tienen que ser más duras y toda la condena cumplirla".

La concentración, a la que han asistido representantes del Ayuntamiento de Venta de Baños, ha transcurrido en silencio frente a una foto de Nagore con su uniforme de enfermera, bajo la que los asistentes han depositado claveles blancos y velas.

La malograda joven estaba vinculada a Venta de Baños, localidad palentina situada en sur de la provincia, dado que sus padres cuentan en esta localidad con una casa de verano, además de ser asidua en fiestas, fines de semana y vacaciones.

La joven fue asesinada el pasado 7 de julio, al inicio de las fiestas de San Fermín, presuntamente por un psiquiatra de la clínica donde ella realizaba prácticas.