Barberá critica los "incumplimientos" de De la Vega y dice que en política "los que mienten se tienen que ir"

La alcaldesa asegura que de los "cientos" de millones prometidos "sólo" se han tramitado dos, los de la pescadería del Mercado Central

VALENCIA, 29 (EUROPA PRESS)

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, criticó hoy que la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega ha "incumplido" de forma "flagrante" diez de los once puntos que ambas acordaron en la reunión del pasado mes de octubre, mientras que el otro, la reforma de la pescadería del Mercado Central, está "en trámite". "Los que mienten en política se tienen que ir", resaltó en rueda de prensa la primera edil.

Barberá recordó que, si bien cuando finalizó el encuentro celebrado el pasado 6 de octubre en la Delegación de Gobierno, lo calificó como "positivo y cordial", ahora, casi siete meses después, considera que fue un "fracaso". Por ello, dijo estar "defraudada" con De la Vega por creer que "ha engañado a los valencianos", dado que, además, de "los cientos de millones" a los que se comprometió, "sólo" se han tramitado los dos de la pescadería del Mercado Central.

La primera edil destacó que el hecho de que se estén empezando a ejecutar las primeras obras del Fondo Estatal de Inversión Local promovido por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y que contempla "inversiones en competencias municipales", "eso no excluye de los compromisos de la vicepresidenta para proyectos de competencia estatal en la ciudad".

En concreto, recordó el compromiso de De la Vega para el soterramiento de las vías en Serrería, con un presupuesto de 110 millones de euros, de los que el consistorio tenía que aportar 16. Barberá señaló que se dijo que había que estudiar la forma para no interrumpir el tráfico ferroviario, pero el equipo municipal le dio la "solución, una vía paralela, porque hay espacio para hacerla, pero lamentablemente, lo que no hay es voluntad del Gobierno", censuró.

En este sentido, reclamó la puesta en marcha de estas obras porque esta "barrera de hierro" está "estrangulando" el PAI del Grao, aprobado el viernes por el consistorio y que es necesario para "darle impulso y dinamizar la economía valenciana".

"EXPONENTE DEL RIDÍCULO"

Barberá también pidió la finalización de las obras de conexión entre la V-21 y la Avenida Cataluña que calificó como "el exponente del ridículo de la gestión del Gobierno". Aseveró que el delegado del Gobierno en la Comunitat Valenciana ha pospuesto la fecha de inauguración en varias ocasiones y que la iniciativa lleva "cinco años de retraso" y "una modificación del 40 por ciento del presupuesto".

Otra de las infraestructuras viarias que reclamó al Ejecutivo central la primera edil es la ampliación de la Avenida del Cid, cuya adjudicación se comprometió para diciembre de 2008, y que "se ha aprobado, pero no se ha dotado de presupuesto", aseveró. En el mismo sentido, para la ampliación de la V-30 se ha contemplado en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) una "ridícula" dotación de 50.000 euros, "150 veces menos que el coste real de las obras" que la vicepresidenta cifró en 125 millones, dijo la alcaldesa.

En cuanto a la Pista de Silla, De la Vega coincidió en la necesidad de ensanchar ese puente en el que se crea un "cuello de botella". El estudio para ello requería de 6 millones de euros, manifestó Barberá, pero, hasta ahora, "no hay nada, es una nueva tomadura de pelo", censuró.

La primera edil mencionó el traslado de la Subestación de Patraix, y aseguró que, en el encuentro con De la Vega, "se habló de la necesidad de que se construyera una nueva" instalación eléctrica, y que "en ningún caso se reabriera". Sin embargo, Barberá manifestó que la instalación de Patraix "sigue abierta pese a la reparación de la de Nou Moles".

DEMANDA ENERGÉTICA DE LA NUEVA FE

En este sentido, instó al Ejecutivo central a poner en marcha "pronto" la nueva subestación, ya que la inauguración de La Nueva Fe puede generar "un problema de demanda de energía eléctrica", algo que, según dijo, ya le trasladó a Peralta.

En relación a la ampliación del aeropuerto de Manises, en el encuentro, Barberá le reclamó a la vicepresidenta los 135 millones de euros para esta infraestructura, pero De la Vega "puso como excusa que no se podía gestionar esa cantidad en sólo un año". Sin embargo, lamentó la alcaldesa, piden que el Ayuntamiento gestione los 141 millones de euros del Fondo de Inversión Local en "sólo nueve meses".

Para el tema de los deslindes de El Saler, De la Vega reclamó una reunión monográfica, pero Barberá criticó que "la única noticia" que tienen al respecto es una contestación de la vicepresidenta a un ciudadano en un foro de Internet, en el que, preguntada por el barrio de El Cabanyal, contesta sobre los deslindes. Con esto se demuestra que "no tiene ni idea de Valencia", reprochó, y, "mientras tanto, se siguen tramitando deslindes" que el consistorio recurre ante la Audiencia Nacional.

Por lo que se refiere a las expropiaciones petrolíferas, reclamó que "se diga que no de manera clara y tajante", algo a lo que se comprometió De la Vega, pero que no ha ocurrido, según Barberá. Lo mismo, con la remodelación del cuartel de Policía de Zapadores del que "no se sabe nada", pese a que han pasado más de medio año desde la reunión.

Finalmente, Barberá reconoció que uno de los compromisos, como es la reconstrucción de la Pescadería del Mercado Central, sí que se han iniciado los trámites. No obstante, lamentó que "no han contado con nadie", ni siquiera enviaron el proyecto a la Conselleria de Cultura, hasta que este organismo lo reclamó por tratarse de un edificio protegido.