El convoy del metro que quedó varado vuelve a prestar servicio al no detectarse anomalía tras los chequeos

Este tipo de incidente ocurre con alguna frecuencia en las explotaciones ferroviarias, aunque en un porcentaje "mínimo"

SEVILLA, 8 (EUROPA PRESS)

El convoy de la Línea 1 del metro de Sevilla que en la tarde de ayer se detuvo en las inmediaciones de la estación de San Juan Bajo por problemas de tracción, motivando con ello retrasos en el servicio, volvió a partir de las 22,00 horas de anoche a prestar servicio al no detectarse anomalía alguna en su mecanismo.

Así lo indicaron a Europa Press fuentes de Ferrocarriles Andaluces, organismo adscrito a la Consejería de Obras Públicas y Transportes de la Junta de Andalucía, que recordaron que cuando en la tarde de ayer se detectó la avería se activó el protocolo que incluyó, en primer lugar, el transporte y desalojo de los pasajeros del vagón averiado a la estación de San Juan Bajo, tras comprobar que el vehículo no traccionaba a pesar de los intentos.

La unidad de tracción que acudió en auxilio del vagón paralizado intentó, según explica Ferrocarriles Andaluces, llevar a cabo, en primer lugar, una acción de remolque electrónica mediante el reseteo de los sistemas y equipamientos del vehículo. Pese a que esta operación se llevó a cabo, el convoy no pudo recuperar todos sus elementos, por lo que se optó por el remolque mecánico o puro, en el cual la unidad de tracción arrastró a la averiada hasta Talleres y Cocheras.

Una vez en estas instalaciones, y tras llevar a cabo las comprobaciones pertinentes, se descubrió que la unidad no tenía ninguna anomalía y que, en este sentido, hubo algún elemento desconocido que impidió que el tren volviera a funcionar, algo que, según las fuentes consultadas, ocurre con alguna frecuencia en las explotaciones ferroviarias, aunque en un porcentaje "mínimo".

47.000 VIAJEROS EN EL DÍA DE AYER

Por ello, en la misma noche de ayer el vagón recuperó su servicio comercial normalizado, dentro de una jornada que, a pesar del incidente registrado, contabilizó 47.000 usuarios en la Línea 1 del metro.

Y es que el servicio tuvo problemas dependiendo de los tramos utilizados, pues mientras que en el trayecto de San Bernardo a Condequinto (Dos Hermanas) las fuentes consultadas señalaron que "apenas" hubo afección, en el tramo de San Bernardo a Ciudad Expo fue necesario poner en marcha tres lanzaderas para realizar tramos parciales.

Ello se debió al hecho de que, al obstaculizar el convoy varado una de las vías, la Línea 1 se vio obligada, hasta la retirada del vehículo averiado, a prestar servicio por tramos parciales por la vía 2 como único raíl utilizable. De esta manera, este carril sirvió para hacer viajes en ambos sentidos en tres tramos --entre Ciudad Expo y San Juan Bajo, entre San Juan Bajo y Blas Infante, y entre Blas Infante y San Bernardo--.

Aunque Ferrocarriles Andaluces no ofreció cifras concretas sobre la afección que sobre la ciudadanía ha tenido la avería, sí se reconoció que en el periodo de tiempo en el que estuvo paralizado el vagón --desde las 16,00 y hasta las 17,40; a partir de esta hora el servicio se reestableció totalmente, recuperándose de manera progresiva la frecuencia de paso-- "la cadencia no fue óptima".