El Corredor Mediterráneo será "prioritario" para la UE si el Gobierno "está a favor", según el comisario de Transportes

Camps reclama que este proyecto esté "dentro de la apuesta económica y social" de la Unión Europea

VALENCIA, 14 (EUROPA PRESS)

El Corredor ferroviario mediterráneo será "prioritario" para la Unión Europea si el Gobierno español "está a favor", porque la Comisión Europea "sí que está a favor". Así lo indicó hoy el vicepresidente de esta entidad y comisario de Transportes, Antonio Tajani, que visitó hoy las instalaciones del Puerto de Valencia, acompañado del presidente de la Generalitat, Francisco Camps; el presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia, Rafael Aznar; la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá.

También acudieron, el presidente de la Confederación Empresarial Valenciana (Cierval), Rafael Ferrando; el conseller de Infraestructuras y Transportes, Mario Flores; el presidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus; o los presidentes y directores de los puertos de Valencia, Alicante y Castellón, entre otros.

El comisario confío en que el debate español para la promoción del transporte ferroviario de mercancías "contribuya a la conexión ferroviaria del puerto de Valencia con el norte y el interior de Europa contribuyendo al desarrollo del Corredor Mediterráneo". Asimismo, consideró necesario que en el futuro se "integren mejor los sistemas inteligentes, de ahí el gran papel de los centros de logística y centros intermodales", resaltó.

Asimismo, aseveró que, en 2012, "de manera definitiva" las líneas ferroviarias que están en marcha en la actualidad, "comenzarán a ser intermodales tanto para los pasajeros como para las mercancías", algo que, subrayó, es una "primera etapa, importante para la creación de un corredor mediterráneo".

Entre los "grandes retos" a los que se enfrenta Europa en materia de transportes, destacó "la problemática del cambio climático, la necesidad de poner el acento en los servicios prestados a los usuarios y la importancia de garantizar la creación de un espacio europeo y abrir las redes a terceros países".

Tajani manifestó que la Comisión Europea "cuenta con propuestas para estar a la altura de las ambiciones de Valencia que son también las de Europa". También hizo hincapié en que se multiplicarán los esfuerzos para "cooperar" con el Gobierno de España, con el de la Comunitat, y con el de Valencia para "aplicar objetivos comunes".

"ELEMENTO DINAMIZADOR"

Por su parte, el presidente de la Generalitat, Francisco Camps, reclamó a la Comisión Europea "única y exclusivamente una cosa concreta que, además, sirva de elemento dinamizador para otras infraestructuras", que el Corredor ferroviario Mediterráneo esté "dentro de la apuesta económica y social" de la Unión Europea.

Camps lamentó que la historia de la Comunitat Valenciana "no ha sido de suerte por no haber tenido el apoyo de las instituciones desde el principio", por lo que "todo se lo ha ganado a pulso", yendo a "Madrid o a Bruselas" para exigir inversiones y decir que ésta es una región de "prosperidad".

No obstante, resaltó que en cuanto tuvo una autovía, la Comunitat "se puso a crecer" y cuando se ampliaron los puertos valencianos "la actividad se multiplicó". Por ello, reivindicó que el Corredor Mediterráneo "necesita el apoyo de Europa" y se mostró convencido de que cuando se consiga esta infraestructura, se "volverá a multiplicar por mucho la riqueza y la creación de empleo" en la región valenciana.

"FALTA LA VOLUNTAD DE ZAPATERO"

La alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, señaló que, según las palabras del comisario, "Europa está decidida absolutamente a declarar el Corredor Mediterráneo como prioritario", por lo que "sólo falta una cosa, la voluntad del Gobierno presidido por José Luis Rodríguez Zapatero".

La primera edil consideró que esta infraestructura es "vital para el desarrollo de la Comunitat Valenciana", y señaló que es "natural que Europa esté unida del norte al sur, tanto para pasajeros como para mercancías". Por tanto, solicitó al Ejecutivo central que pida "prioridad" para el Corredor Mediterráneo, porque Valencia "ya ha perdido mucho tiempo con el alta velocidad por culpa" del ex ministro de Obras Públicas, Transportes y Medio Ambiente, Josep Borrell, que dejó a la ciudad "fuera", censuró Barberá.

El presidente de la Autoridad Portuaria, Rafael Aznar, defendió que España y, en concreto Valencia, "tienen que apostar por situarse en la gran plataforma del Mediterráneo occidental", ya que la globalización económica, y el consecuente "incremento de las relaciones comerciales mundiales". Esto unido al desarrollo de países asiáticos, "ha dado un nuevo auge de las rutas entre el este y el oeste a través del Mediterráneo", dijo.

Al respecto, destacó "la importancia de los puertos europeos del sur, alejados del corazón demográfico de Europa y rezagados en su crecimiento", pero que, ahora "pueden contribuir al equilibrio económico entre el norte y el sur de Europa en las nuevas corrientes comerciales". Además, hizo hincapié en que el "transporte y la logística son fundamentales para el comercio exterior vinculado en un 85 por ciento al transporte marítimo".