Cruz Roja detecta un descenso del 25% en la llegada de inmigrantes en patera a Almería hasta marzo de este año

ALMERÍA, 13 (EUROPA PRESS)

La cifra de personas rescatadas al intentar alcanzar en patera la costa de la provincia de Almería durante el primer trimestre de 2009 se ha reducido un 25 por ciento con respecto al mismo periodo del pasado año, donde se atendió a 288 inmigrantes pese a que, en el mes de marzo, se duplico la cifra con un total de 61 inmigrantes que fueron localizados entre los días 21 y 24 en el litoral del parque natural de Cabo de Gata-Níjar.

Así se desprende de los datos facilitados hoy por Cruz Roja en un comunicado en el que se detalla que las intervenciones de efectivos de Salvamento Marítimo y la Guardia Civil se saldaron con el rescate y detención de 215 personas, que fueron atendidas por los Equipos de Respuesta Inmediata ante Emergencias (ERIE), si bien constan desaparecidos dos varones que viajaban en una embarcación interceptada el pasado día 21 a 45 kilómetros de Cabo de Gata.

Los voluntarios de Cruz Roja tuvieron que prestar auxilio sanitario a once de los ocupantes de pateras detectadas en marzo al tiempo que otro de ellos preciso evacuación al complejo hospitalario de Torrecárdenas, al igual que uno de los 49 varones adultos de nacionalidad argelina rescatados la pasada semana quien presentaba "bajo nivel de conciencia" a su llegada al puerto de la capital mientras que cuatro de sus compañeros sufrieron cortes, quemaduras y molestias abdominales.

Las actuaciones de Equipos de Respuesta Inmediata ante Emergencias de Cruz Roja (ERIE) durante los meses de enero, febrero y marzo del 2009 fueron un total de 13 frente a las 29 intervenciones que se realizaron en 2008.

Sólo en las dos primeras semanas del presente mes, Salvamento Marítimo y Guardia Civil han rescatado y detenido a más de un centenar de personas de nacionalidad argelina que viajaban en hasta siete embarcaciones que bien fueron interceptadas en las proximidades de la costa o bien detectadas una vez habían tocado tierra en los arenales de Cabo de Gata-Níjar. Entre sus ocupantes, una mujer de 60 años junto a sus dos hijas y un joven discapacitado físico que precisaba de muletas para poder desplazarse.