De la Vega y Rajoy apoyan a sus candidatos y Quintana se reúne con pescadores

  • Santiago de Compostela, 18 feb (EFE).- El presidente del PP, Mariano Rajoy, consideró hoy en un acto de la campaña gallega, una "cobardía" que el candidato socialista Pérez Touriño no participe en un debate con el aspirante popular Núñez Feijóo y la vicepresidenta del Gobierno, Fernández de la Vega, demandó "optimismo y compromiso" ante quienes piensan que "cuanto peor para todos, mejor para ellos".

De la Vega y Rajoy apoyan a sus candidatos y Quintana se reúne con pescadores

De la Vega y Rajoy apoyan a sus candidatos y Quintana se reúne con pescadores

De la Vega y Rajoy apoyan a sus candidatos y Quintana se reúne con pescadores

De la Vega y Rajoy apoyan a sus candidatos y Quintana se reúne con pescadores

De la Vega y Rajoy apoyan a sus candidatos y Quintana se reúne con pescadores

De la Vega y Rajoy apoyan a sus candidatos y Quintana se reúne con pescadores

De la Vega y Rajoy apoyan a sus candidatos y Quintana se reúne con pescadores

De la Vega y Rajoy apoyan a sus candidatos y Quintana se reúne con pescadores

Santiago de Compostela, 18 feb (EFE).- El presidente del PP, Mariano Rajoy, consideró hoy en un acto de la campaña gallega, una "cobardía" que el candidato socialista Pérez Touriño no participe en un debate con el aspirante popular Núñez Feijóo y la vicepresidenta del Gobierno, Fernández de la Vega, demandó "optimismo y compromiso" ante quienes piensan que "cuanto peor para todos, mejor para ellos".

En la sexta jornada de campaña electoral en Galicia que contó con el apoyo para socialistas y populares de dirigentes nacionales de estos partidos, el candidato del BNG, Anxo Quintana, mantuvo un encuentro con representantes del sector pesquero.

De la Vega hizo referencia a la crisis actual y señaló que hay dos formas de afrontar esta situación, "se puede hacer de una manera rigurosa y responsable, arrimando el hombro o poniendo palos en la rueda y pensando que cuanto peor para todos, mejor para ellos", dijo refiriéndose al PP.

Por su parte, Emilio Pérez Touriño manifestó, durante una visita a un mercado ferrolano, que los trabajadores gallegos no cargarán con el peso de la actual crisis, como "siempre la pagaron con el PP", y aseguró que, como presidente, pondrá "toda la carne en el asador" para recuperar la economía y salvaguardar el empleo.

Pérez Touriño proclamó que ni los trabajadores, ni los pensionistas, ni los pequeños empresarios, ni los autónomos son culpables de la crisis y, por tanto, "no deben pagarla".

El candidato socialista anunció que su primera llamada, si es reelegido presidente, será a los rectores de las tres universidades gallegas, para elaborar un nuevo plan de financiación que alcance el objetivo de destinar un 1,5 por ciento del PIB a la enseñanza superior, como hizo tras los anteriores comicios en el que su primera reunión fue con los agentes sociales para alcanzar un pacto por el empleo.

El líder del PPdeG, Alberto Núñez Feijóo, contó con la ayuda del presidente del PP, Mariano Rajoy, quien visitó la comarca de Valdeorras, y recordó que el actual Gobierno gallego se encontró hace cuatro años una Galicia creadora de empleo "y ahora se destruye empleo cada día".

Núñez Feijóo propuso una rebaja generalizada de los tramos autonómicos del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), con especial atención a las rentas más bajas, para dotar a las familias de 100 millones de euros.

El candidato popular comenzó la sexta jornada de su campaña en las instalaciones de la empresa de distribución Froiz en Poio (Pontevedra), en donde continuó desarrollando su programa económico fiscal, que se basa en la "austeridad y la rebaja de impuestos".

Núñez Feijóo indicó que la rebaja principal iría destinada a las familias con rentas medias y bajas, aquellas que tienen una base liquidable menor a 17.770 euros.

Además, el candidato del PPdeG explicó que esta medida entraría en vigor en el año fiscal presente, gracias a una ley que su Gobierno enviaría al Parlamento después del 1 de marzo.

Asimismo, el candidato del BNG, Anxo Quintana, anunció el "rearme productivo" del sector pesquero en Galicia durante la próxima legislatura y especificó un plan de cuatro líneas maestras.

Durante la visita a los marineros de la ría de Arousa, Quintana apuntó que las principales medidas de este plan serían aumentar la capacidad de decisión política para Galicia en el ámbito pesquero, acrecentar la capacidad de producción del sector, mejorar los mecanismos de comercialización de productos marítimos gallegos, así como la protección de las costas y de las condiciones laborales.

El líder nacionalista apostó por el impulso del relevo generacional en el mar mediante la creación de "un sector fiable, una alternativa segura para los jóvenes".

Quintana subrayó, tras visitar una batea y antes de reunirse con diferentes patrones de barcos pesqueros, que "Galicia tiene una gran industria, con más de 6.000 buques, entre pesca extractiva y apoyo a la acuicultura, además de unas 150.000 personas que viven del complejo mar-industria".