El alcalde de Sant Boi reitera que el túnel de bateo se hundió por el viento

SANT BOI DE LLOBREGAT (BARCELONA), 4 (EUROPA PRESS)

El alcalde de Sant Boi de Llobregat (Barcelona), Jaume Bosch, defendió hoy que el hundimiento del túnel de bateo del campo municipal de béisbol, que causó la muerte a cuatro niños el 24 de enero, se produjo por el viento independientemente de que pudiera haber deficiencias en la construcción que están "pendientes de contrastar".

Bosch respondía así al informe del perito judicial que, según ha trascendido, establece que la instalación tenía defectos de construcción que la hacían "inestable" y que le impidieron resistir la acción del temporal de viento que afectó a la zona.

Según el alcalde, el informe judicial "es uno más y no debe merecer más respeto que los informes que el Colegio de Arquitectos y el Colegio de Ingenieros han realizado por encargo del Ayuntamiento". Ambos informes determinaron que la instalación cumplía la normativa y que la inexistencia de las deficiencias constructivas no habrían evitado su hundimiento.

En declaraciones a Europa Press, Bosch manifestó que "sin el viento extraordinario de aquel día, la nave no habría caído". El alcalde mostró su "máximo respeto" hacia la justicia y los diferentes informes, pero defendió que hay que esperar a la resolución judicial "antes de abrir algún otro tipo de expediente o investigación".

Para el alcalde, mientras no haya una resolución en contra, "los técnicos municipales merecen todo el respeto. "En caso de duda, debemos creer en lo más beneficioso para ellos", añadió.

En cuanto a las familias de los fallecidos y a la decena de heridos en el siniestro, Bosch afirmó que el Ayuntamiento continuará dándoles apoyo "en todo lo que necesiten" aunque no se prevé, de momento, que se dicten indemnizaciones, ya que "van ligadas al proceso judicial y todo depende de si el juez determina que haya proceso penal o proceso civil. "Habrá que esperar a la finalización de este proceso", determinó.