El buque 'Río Tajo' se incorporará a la lucha contra la inmigración ilegal hasta Canarias cuando concluya su reparación

El jefe de la Comandancia de la Guardia Civil en Las Palmas afirma que la llegada de pateras a las islas es "difícil de prever"

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 14 (EUROPA PRESS)

El coronel jefe de la Guardia Civil en Las Palmas, Francisco Espinosa Navas, anunció hoy que el buque oceánico denominado 'Río Tajo' se unirá al 'Río Miño' para combatir la inmigración ilegal a través de cayucos o pateras y el narcotráfico hasta Canarias en cuanto concluya su reparación en los astilleros del Puerto de La Luz y Las Palmas.

Así lo informó Espinosa en un encuentro con los medios de comunicación en la capital grancanaria, donde reconoció que la llegada de inmigrantes a las islas procedentes de África ha descendido, pero admitió desconocer "la previsión de lo que va a pasar".

"Saber el futuro sería como mirar una bola de cristal", añadió el coronel jefe, que hizo especial hincapié en que el fenómeno de la inmigración es "un poco difícil de prever".

Asimismo, precisó que la Comandancia de la Guardia Civil se encarga de la vigilancia de las aguas territoriales, mientras que las operaciones las organiza el Centro de Coordinación Regional de Canarias, situado en la capital grancanaria y que "mantiene las relaciones con la Agencia Europea de Fronteras Exteriores (Frontex) y las relaciones bilaterales con los países de África para el buen entendimiento".

Añadió que la Guardia Civil posee patrullas en Mauritania y también lleva a cabo patrullas conjuntas con países como Marruecos a través del intercambio de formación del personal.

EL 'RÍO MIÑO' "CUMPLE LAS EXPECTATIVAS"

Espinosa destacó que el primer buque oceánico de la Benemérita para luchar contra la inmigración irregular en las islas, llamado 'Río Miño', "está cumpliendo las expectativas" desde su puesta en marcha para operar en el Atlántico.

Dicha embarcación fue presentada en Santa Cruz de Tenerife el 14 de septiembre de 2007, después de que fuera entregada el 1 de septiembre en Las Palmas de Gran Canaria al Servicio Marítimo de la Guardia Civil.

Tiene 50,81 metros de eslora, una autonomía de 22.000 millas y puede estar en alta mar 85 días, además de que es la primera embarcación diseñada específicamente para rescatar cayucos en alta mar.

El segundo buque, el 'Río Tajo' "está pendiente de unas reformas y modificaciones en el Puerto de Las Palmas y en el momento en que se concluyan sus reparaciones se pondrá también en funcionamiento para patrullar conjuntamente", aseveró.

Por último, cuestionado sobre problemas de formación y preparación de personal del, Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE) como en el naufragio de una patera en Lanzarote el pasado mes de febrero, Espinosa subrayó que "el personal está formado" y "los informes emitidos por el ministerio del interior están perfectamente claros".