El capitán estadounidense rescatado tras su secuestro por piratas llega al puerto keniano de Mombasa

  • Nairobi, 16 abr (EFE).- El capitán Richard Phillips llegó hoy a al puerto keniano de Mombasa tras ser rescatado por la armada estadounidense después de pasar cinco días secuestrado por piratas en un bote salvavidas, dijo a Efe Andrew Mwangura, director del Programa de Asistencia Marítima (PAM).

El capitán estadounidense rescatado tras su secuestro llega al puerto keniano de Mombasa

El capitán estadounidense rescatado tras su secuestro llega al puerto keniano de Mombasa

Nairobi, 16 abr (EFE).- El capitán Richard Phillips llegó hoy a al puerto keniano de Mombasa tras ser rescatado por la armada estadounidense después de pasar cinco días secuestrado por piratas en un bote salvavidas, dijo a Efe Andrew Mwangura, director del Programa de Asistencia Marítima (PAM).

Phillips llegó a Mombasa a bordo del destructor "USS Bainbridge" precisamente cuando sus 19 tripulantes, tal como él de nacionalidad estadounidense, aterrizaban, procedentes de Kenia, en Estados Unidos para reencontrase con sus familias, matizó Mwangura.

El barco de 17.000 toneladas "Maersk Alabama" tripulado por Phillips y sus compañeros navegaba cerca de las costas de Somalia cuando fue abordado el pasado 8 de abril por piratas, que secuestraron al capitán y le transbordaron a un bote salvavidas mientras los demás tripulantes del carguero retenían el control de la embarcación.

El ataque pirata ocurrió en una de las vías de navegación más peligrosas del mundo y a cientos de kilómetros de los buques de guerra estadounidenses que patrullan el área junto con unidades de otros países, incluida una flotilla de la Unión Europea.

El "Maersk Alabama" y su tripulación llegaron a Mombasa el pasado sábado mientras que Phillips fue liberado en una operación de rescate llevada a cabo por la Armada de EE.UU. el domingo y durante la cual francotiradores estadounidenses abatieron a tres de los cuatro piratas que mantenían cautivo al capitán.

El secuestro del marino atrajo la atención mediática internacional y hasta suscitó declaraciones del presidente estadounidense, Barack Obama, quien, al enterarse de su liberación, admiró la "valentía del capitán Richard Phillips", a quien calificó de "modelo para Estados Unidos".

Sin embargo, su liberación no ha estado exenta de controversias debido a la muerte de los tres piratas durante la operación de rescate. Distintas voces, entre ellas la del propio Mwangura, alertaron de que el ataque contra los piratas "radicalizará sus métodos y les hará más violentos".

Otros dos piratas murieron el pasado viernes en una operación de la Armada francesa, cerca de la costa de Eyl, en Puntlandia, norte de Somalia, durante el rescate del yate galo "Tanit", en el que también falleció uno de los cinco rehenes que estaban en la embarcación.

Tras esos hechos, los piratas han amenazado con matar a cualquier ciudadano de EEUU y Francia que encuentren en los barcos que transitan por la zona marítima en la que ellos actúan.

Este martes, los piratas somalíes atacaron con armas automáticas y lanzagranadas el carguero de bandera estadounidense "Liberty Sun", con una veintena de tripulantes a bordo, en un fallido intento de capturar la nave, procedente del puerto estadounidense de Houston y que se dirigía a Mombasa con ayuda alimentaria para Somalia.

En los últimos días los piratas han secuestrado otros cinco barcos, entre ellos dos pesqueros egipcios, un remolcador italiano y dos cargueros, uno propiedad de una empresa libanesa y otro griego.

Los piratas liberaron el pasado martes un carguero de propiedad griega con 24 tripulantes, tras un mes de secuestro y después de pagar un rescate, dijo hoy por su parte a Efe la organización no gubernamental de seguimiento de la navegación y la pesca "Ecoterra", con sede en Nairobi.

Este carguero, de la naviera "Albamar Shipping", con sede en el puerto griego de El Pireo, transportaba acero e iba del Mar Negro hacia Corea del Sur.

Tras la liberación del "Titan", los piratas mantienen cautivas 19 embarcaciones con alrededor de 300 tripulantes a bordo, cifra que supera el número de barcos que tenían bajo su poder para esta fecha el año pasado.