Feijóo promete gobernar con la máxima humildad personal y con ambición colectiva

  • Santiago de Compostela, 18 abr (EFE).- El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, se ha comprometido hoy a gobernar los próximos cuatro años al frente del Gobierno gallego con la "mayor humildad personal, pero también con toda la ambición colectiva".

Santiago de Compostela, 18 abr (EFE).- El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, se ha comprometido hoy a gobernar los próximos cuatro años al frente del Gobierno gallego con la "mayor humildad personal, pero también con toda la ambición colectiva".

Núñez Feijóo asumió este compromiso durante un breve discurso en su primer acto público como presidente gallego celebrado en la plaza del Obradoiro, en donde estuvo arropado por unas cinco mil personas, según la organización, y por la plana mayor del PP, con Mariano Rajoy a la cabeza.

El nuevo presidente de la Xunta apeló a la unidad de la sociedad y de las fuerzas políticas de la comunidad con el "galleguismo como punto de encuentro" para superar las dificultades actuales.

El también líder del PPdeG se declaró a partir de hoy "depositario temporal" de la responsabilidad y de la confianza que tendrá que renovar cada día y destacó que, aunque hoy pasa a ser el presidente de Galicia, sigue siendo "un gallego más".

Núñez Feijóo reiteró los catorce puntos del "contrato" que firmó en precampaña electoral con los ciudadanos gallegos, que suponen a partir de ahora, según dijo "una obligación para el Gobierno" y una "exigencia" que le pueden hacer los ciudadanos.

El presidente gallego señaló ante el aplauso del público, que "combatir el paro" será la "máxima prioridad de su Gobierno" y se comprometió a aplicar "austeridad" en la Administración, para lo que reducirá los gastos "superfluos" en publicidad, altos cargos, gabinete, asesores, automóviles, obras y dependencias.

El líder del PPdeG defendió su compromiso a "aliviar" las cargas fiscales y a garantizar un "mejor y mayor servicio social y sanitario".

Hacer que los jóvenes "pasen a primer plano" y garantizar que todas las personas bien vivan en el rural o en las ciudades tengan las mismas oportunidades y apostar por un desarrollo sostenible, son otros de los objetivos que comprometió el candidato popular.

Núñez Feijóo abogó por "recuperar el consenso en los símbolos identitarios", sobre todo en cuestión de lengua, "un elemento de unión y no de imposición".

El presidente de la Xunta señaló que "han llegado los tiempos" para que una "nueva generación política" efectúe los cambios y la renovación que la sociedad demanda, mediante "pacto y diálogo", y valorando "el legado recibido".

"En toda cosa que haga, por pequeña que sea o parezca pondré todo lo que soy. Hoy, soy presidente de la Xunta, siempre, un gallego más", concluyó su intervención Núñez Feijóo.

A continuación, la Real Banda de Gaitas de la Diputación de Ourense interpretó el Himno Gallego, momento tras el que Núñez Feijóo se fue a abrazar a su padre.