Gürtel.- Feijóo se desmarca de la trama y achaca a "una razón administrativa" que Crespo estuviese en Portos hasta 2005

Rechaza que la presencia de Rajoy en campaña le perjudique y dice que en Galicia sólo el PSdeG tiene "problemas de imputados" SANTIAGO DE COMPOSTELA, 12 (EUROPA PRESS) El presidente del PPdeG y candidato a las autonómicas del 1 de marzo, Alberto Núñez Feijóo, aseguró hoy que ni le "ocupa" ni le "preocupa" la supuesta trama de corrupción desmantelada con la denominada 'Operación Gürtel', y supuso que la continuidad en Portos de Galicia hasta 2005 del ex secretario de Organización del PP gallego Pablo Crespo, uno de los imputados, se debió a una razón "meramente administrativa". A preguntas de los periodistas tras un desayuno informativo, analizó de este modo que Crespo, a pesar de que había presentado su dimisión en diciembre de 2003, continuase en el Consejo de Administración de Portos de Galicia, órgano en el que estaba como vocal desde mayo de 1996 en representación de la Consellería de Política Territorial que dirigía Xosé Cuiña y que posteriormente asumió el propio Feijóo. El líder del PP se fijó además en que Crespo permaneció en ese puesto durante varios meses desde la llegada del bipartito ya que su cese aparece publicado en el Diario Oficial de Galicia (DOG) en diciembre de 2005. En todo caso, se desvinculó tanto del ex secretario de Organización del PPdeG como del ex número uno de la lista por Ourense, Luis Carrera, que apartó por problemas con Hacienda, y, frente a estos asuntos, expuso que en el ámbito de Galicia sólo el PSdeG tiene "problemas de imputados". Así, se refirió a los "más de 15 imputados" en diversas causas judiciales relacionadas con departamentos de la actual Xunta. ÚNICO OBJETIVO: PRESIDENCIA DE LA XUNTA En ellas involucró a varios conselleiros que integran las listas del PSdeG, como el cabeza de lista por Ourense y titular de Medio Ambiente, Manuel Vázquez --por la causa abierta sobre los vertidos de Sogama--, la número dos por Pontevedra y conselleira de Política Territorial, María José Caride --por la adjudicación de las obras de la Vía de O Barbanza--, y el número dos por Lugo y conselleiro de Traballo, Ricardo Varela --por el caso de la supuesta agente electoral--. Frente a esto, sentenció que "ninguna persona" que concurre en las candidaturas del PP está relacionada con "ninguna cuestión de imputación". Por esta razón, rechazó "ocuparse" en la trama del PP durante la campaña electoral que, por contra, centrará en explicar su programa a la ciudadanía. "Lo único que me va a ocupar y preocupar es obtener la Presidencia de la Xunta de Galicia", resumió y, en este objetivo también incluyó al presidente del PP, Mariano Rajoy, cuya presencia en Galicia no perjudicará a los populares gallegos a pesar de la trama de espionaje en el PP madrileño y de la Operación Gürtel. "Por supuesto que no", sentenció Feijóo. CAMPAÑA DIDÁCTICA Y EN POSITIVO El líder nacional participará activamente en la campaña que arranca esta medianoche, a la que Feijóo concedió "muchísima importancia". "En un año de malas noticias, espero que podamos celebrar el cambio democrático", manifestó y, para eso, se propuso hacer una campaña "didáctica, responsable y en positivo". En total, el candidato popular participará hasta el 1-M en más de cien actos electorales que se desarrollarán en los 50 ayuntamientos más poblados de la comunidad. Su "único objetivo" es ofrecer un proyecto distinto al escenario "de desconfianza, incertidumbre y destrucción de empleo" generado por el bipartito, que ha incorporado en la sociedad gallega "un nuevo vocablo", el de la recesión. Frente a esto, ofreció "una Galicia próspera, con más bienestar y más abierta y saneada", objetivos del "contrato" que ayer firmó con Galicia y que se trata, dijo, de un "compromiso personal, político y moral del candidato".