La Guardia Civil intercepta una patera con siete personas a bordo frente a la costa de Melilla

MELILLA, 9 (EUROPA PRESS) La Guardia Civil interceptó hoy una patera frente a la costa de Melilla con siete personas a bordo, tres marroquíes detenidos por tráfico de personas y cuatro subsaharianos que han sido puestos a disposición de la justicia como testigos para posteriormente ser ingresados en el Centro de Estancia Temporal de Inmigrantes (Ceti) pendientes de su expulsión de España. Según informó a Europa Press un portavoz de la 2006 Comandancia, el servicio se llevó a cabo hoy sobre las 7.15 horas, cuando una patrulla del cuerpo se percató de que una embarcación tipo patera, ocupada por siete personas, se aproximaba al litoral de melillense, frente a la incineradora, con la intención de desembarcar en dicho punto. La rápida actuación de las patrullas de servicio y el equipo de Actividades Subacuaticas de la Guardia Civil (GEAS) hicieron posible la interceptación de la patera momentos previos al desembarco cuando la embarcación se encontraba apenas a escasos metros de la costa, "evitando que los autores de este delito huyesen nuevamente por mar una vez una vez que hubiesen dejado abandonados a su suerte a los inmigrantes en las inmediaciones del dique". Del mismo modo, según añadió el portavoz policial, "se logró evitar desgracias mayores respecto a los inmigrantes subsaharianos que fueron rescatados por la embarcación de la Guardia Civil, pues es habitual que los traficantes de seres humanos arrojen a los subsaharianos al agua ignorando si los mismos saben nadar". La patera interceptada por la embarcación del GEAS fue de inmediato trasladada hasta el puerto de Melilla. Los tres varones detenidos fueron conducidos a dependencia de la Guardia Civil de Melilla para la instrucción de las diligencias oportunas y los inmigrantes rescatados, todos ellos varones, mayores de edad y de diferentes nacionalidades (Ghana, Sudan, Zimbabwe y Ruanda), serán puestos a disposición judicial en calidad de testigos y posteriormente entregados al Cuerpo Nacional de Policía a efectos de aplicación de la Legislación vigente en materia de Extranjería. Los supuestos traficantes de seres humanos son tres jóvenes marroquíes que atienden a las iniciales M.B., de 19 años de edad, que patroneaba la embarcación; F.N., de 31 años y N.O., de de 26 años, que pasarán mañana a disposición judicial como supuestos autores de un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros.