La Marina ceilandesa mata a 26 tigres tamiles y destruye cuatro barcos en los últimos combates

COLOMBO, 30 (Reuters/EP) La Marina de Sri Lanka acabó con la vida de 26 miembros de los Tigres de Liberación de la Tierra Tamil (LTTE) y destruyó cuatro barcos de la guerrilla durante los últimos combates en la costa del noroeste de la isla, donde los rebeldes mantienen su últimos bastiones después de más de 25 años de guerra. Un marino ceilandés murió y otros tres resultaron heridos en el enfrentamiento armado frente a las costas de Chalai, al norte de la zona libre de combate demarcada por el Ejército y donde se cree que muchos guerrilleros se esconden entre miles de civiles. En el noroeste de la isla es donde las fuerzas ceilandesas esperan acabar con un conflicto que comenzó a principios de los años ochenta. Los Tigres Tamiles llegaron a controlar una superficie de 15.000 kilómetros cuadrados, pero en el último año la ofensiva del Ejército ha sido tan intensa que esta zona ha bajado hasta sólo 25 kilómetros cuadrados. La última batalla comenzó poco después de la medianoche, cuando un buque especial de la Marina atacó un grupo de barcos rebeldes. "Los cuatro barcos del LTTE fueron destruidos, matando a 26 tigres del mar, incluido uno de sus líderes. Nosotros perdimos a un marino debido a los disparos y otros tres, incluido un oficial, resultaron heridos", explicó el portavoz de la Marina, Mahesh Karunarathen. El ala naval del LTTE, los Tigres del Mar, llevan años dando más que problemas a la Marina. Utilizan pequeños barcos con potentes motores para acosar a los buques ceilandeses y de vez en cuando cometer ataques, incluso suicidas. También es el modo en que llevan a cabo el tráfico de armas.