La niebla retrasa la salida del helicóptero que busca a Marta, pero no afecta al rastreo por el río

SEVILLA, 19 (EUROPA PRESS) La intensa niebla con la que amaneció hoy la ciudad de Sevilla no afectó al dispositivo de búsqueda del cuerpo de Marta del Castillo en el río Guadalquivir, donde Miguel C.D. confesó haberlo arrojado, aunque sí retrasó la salida del helicóptero por la falta de visibilidad. Según informaron a Europa Press fuentes del dispositivo, éste se activó a las 8.30 horas, tal y como estaba previsto tras la decisión de adelantar media hora el inicio de las labores de rastreo del río, que hasta hoy habían estado comenzando a las 9.00 horas. Así, las mismas fuentes precisaron que el helicóptero no despegará para continuar con su búsqueda hasta que no se disipe la niebla, ya que la situación actual resta mucha visibilidad. El operativo, que abarca aproximadamente 80 kilómetros del cauce del río Guadalquivir, incorporó ayer a sus filas un vehículo de altura y una unidad de caballería de la Policía Nacional, además de reestructurar la organización pasando de siete a nueve subzonas. De igual modo, ayer se incorporaron 13 perros a las labores de rastreo coordinadas por el comisario jefe de la Brigada de la Policía Judicial de Sevilla, Manuel Piedrabuena. En concreto, se trata de nueve canes de la Guardia Civil especializados en la búsqueda de personas y cuerpos y cuatro ejemplares del Cuerpo Nacional de Policía. Los primeros trabajarán en las orillas y márgenes del río Guadalquivir y los canes de la Policía Nacional trabajarán desde zonas más alejadas al cauce fluvial. En cuanto a la organización de la búsqueda en cuatro tramos del río divididos en seis subtramos y una gran y última zona desde la estación de bombeo del mármol hasta la desembocadura del río Guadalquivir en Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), esta última zona se ha partido en dos subzonas y son nueve los espacios delimitados a la hora de estructuras las labores de rastreo. Así, mientras 80 efectivos de la Unidad Militar de Emergencia (UME) y la caballería de la Policía Nacional examinan las márgenes del río desde el entorno del puente de transporte público de Camas en el que habría sido arrojado el cuerpo de Marta del Castillo hacia el sur, los buzos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil y del Grupo Especial de Operaciones (GEO) de la Policía Nacional protagonizan inmersiones tanto en el entorno de este puente como en las subzonas siete y ocho entre la estación de bombeo del Mármol y el tramo del Guadalquivir que penetra en la provincia de Cádiz. En cuanto a la última subzona, la desembocadura del Guadalquivir, actualmente está siendo sometida a inspección por una patrullera del Servicio Marítimo de la Guardia Civil y un helicóptero de este mismo cuerpo especialmente destacado hasta esta zona, dado que la mareas y las fuertes precipitaciones de las últimas semanas han motivado que los expertos no descarten que el cadáver de Marta hubiera sido arrastrado hasta esta zona. El dispositivo, en términos globales, está compuesto por efectivos del Grupo Especial de Operaciones (GEO) y los Grupos Operativos Especiales de Seguridad (GOES) y un helicóptero del Cuerpo Nacional de Policía; buzos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS), embarcaciones del Servicio Marítimo y otro helicóptero de la Guardia Civil; efectivos de la Unidad Adscrita de la Policía Nacional de la Junta de Andalucía; Bomberos; Protección Civil; y personal de la Autoridad Portuaria. Además, participan un total de 12 embarcaciones y 30 buzos, dos de los cuales viajan a bordo de los dos helicópteros para lanzarse al agua cuando divisen algo sospechoso.