Libia cancela la búsqueda de supervivientes del naufragio

TRÍPOLI (Reuters) - Las autoridades libias han cancelado la búsqueda de supervivientes del naufragio de una embarcación en la que viajaban inmigrantes ilegales que se dirigían a Europa, con una estimación de unos 200 ahogados, informó el jueves un responsable de inmigración.

La desvencijada embarcación con 257 inmigrantes que se dirigía a Italia se hundió por el mal tiempo en aguas de Libia, y sólo 21 personas sobrevivieron.

"Las autoridades libias cancelan la búsqueda y no han encontrado más supervivientes. Se teme que más de 200 personas se hayan ahogado", dijo Michele Bombassei, responsable de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en Trípoli.

El barco fue uno de los cuatro que zarparon de Libia entre el sábado y el domingo, aparentemente rumbo a Italia, según las autoridades libias.

El número total de inmigrantes a bordo varía.

Las autoridades libias indicaron el miércoles que creían que había 365 personas en la embarcación, cuando ésta tenía capacidad sólo para 75.

El país norteafricano dijo entonces que el país había recuperado 100 cadáveres.

Los inmigrantes eran somalíes, nigerianos, eritreos, kurdos, argelinos, marroquíes, palestinos y tunecinos, agregó.

Los guardacostas libios recataron a otros 350 inmigrantes, muchos de ellos mujeres y niños, después de que su barco se estropeara el domingo cerca de una plataforma petrolífera libia, indicaron.

"Respecto a los otros dos barcos, tenemos información de que uno alcanzó Italia y los últimos datos sobre el otro fue que salió de aguas libias y fue avistado cerca de Malta", declaró un responsable libio.

Hay unos 1-1,5 millones de africanos en situación irregular en Libia, donde acuden atraídos por la necesidad de mano de obra no cualificada, según la OIM.

Libia es tanto un país de tránsito como de destino para inmigrantes. La mayoría acepta empleos de poca cualificación para reunir suficiente dinero para pagar a las redes especializadas por un peligroso viaje a Italia.

La OIM y las autoridades libias afirman que parece haber un incremento en el número de personas que utilizan las redes de tráfico de seres humanos para salir del norte de África, incitados por el temor a que Italia y Libia endurezcan la lucha contra la inmigración ilegal a partir del próximo mes.

Trípoli y Roma han alcanzado un acuerdo para crear patrullas marítimas conjuntas para tratar de detener el flujo de inmigrantes ilegales. El acuerdo entra en vigor el 15 de mayo.