Muere el comandante de un buque argentino hundido por los británicos en las Malvinas

  • Buenos Aires, 23 abr (EFE).- El capitán de navío en retiro Héctor Bonzo, quien comandaba el crucero argentino "General Belgrano" cuando fue hundido por los británicos en la guerra de 1982 por la posesión de las islas Malvinas, murió a los 76 años víctima de un paro cardíaco, informó hoy la Armada argentina.

Muere el comandante de un buque argentino hundido por los británicos en las Malvinas

Muere el comandante de un buque argentino hundido por los británicos en las Malvinas

Buenos Aires, 23 abr (EFE).- El capitán de navío en retiro Héctor Bonzo, quien comandaba el crucero argentino "General Belgrano" cuando fue hundido por los británicos en la guerra de 1982 por la posesión de las islas Malvinas, murió a los 76 años víctima de un paro cardíaco, informó hoy la Armada argentina.

Bonzo es recordado por haber logrado salvar a la mayor parte de la tripulación del "General Belgrano", buque insignia de la Marina de Guerra argentina.

El "General Belgrano" fue hundido en el océano Atlántico con 1.093 tripulantes a bordo el 2 de mayo de 1982 por el submarino nuclear británico "Conqueror", lo cual echó por tierra gestiones diplomáticas para lograr un alto el fuego en el conflicto.

El submarino británico atacó al crucero argentino fuera de la "zona de exclusión" militar fijada por el Reino Unido cuando desplazó sus fuerzas navales y tropas para recuperar las islas, ocupadas por tropas de Argentina el 2 de abril de 1982 hasta su rendición, el 14 de junio de ese año.

"En circunstancias (del naufragio), el capitán de navío Bonzo organizó el abandono de la nave, salvándose merced a su liderazgo, temple y determinación numerosas vidas humanas", recordó la Marina en un comunicado oficial.

En el naufragio murieron 323 marinos mientras que el resto fue rescatado por barcos de la Armada y de la Prefectura Naval (guardacostas) argentinos.

Un total de 649 militares argentinos y 255 británicos murieron durante los 74 días de combates en las Malvinas, cuya soberanía reclama el país suramericano desde enero de 1833, cuando fueron ocupadas por un buque de guerra inglés que expulsó a la población local.

El capitán Bonzo, que se había retirado a fines de 1983, escribió en su libro "1.093 tripulantes" que el hundimiento del "General Belgrano" había sido un "acto legítimo de guerra" a diferencia de asociaciones de ex combatientes que lo consideran "un crimen" y remarcan que los británicos llevaron armas nucleares al conflicto.

Argentina, que había comprado el crucero a EE.UU. en 1951, después de que formara parte de fuerzas estadounidenses que combatieron con Japón en la Segunda Guerra Mundial, sostiene que el "General Belgrano" había sido movilizado con fines defensivos, fuera de la zona militar fijada por los británicos durante el conflicto de Malvinas.