Núñez Feijóo asume la presidencia de la Xunta de Galicia

MADRID (Reuters) - El popular Alberto Núñez Feijóo se convirtió el sábado en el quinto presidente de la Xunta de Galicia en un acto formal en el Parlamento autonómico y arropado por la cúpula del Partido Popular, que volvió a recuperar la mayoría absoluta en Galicia en las elecciones del 1 de marzo.

Feijóo, que dará a conocer en breve la composición de su Gobierno, se comprometió en su discurso de toma de posesión a "arrimar el hombro" para superar la crisis económica.

"Es imprescindible para superar la crisis, y situar a Galicia en el lugar que le corresponde, que todos sepamos arrimar el hombro al menos en los temas que compartimos un comun interés", dijo Feijóo en Santiago de Compostela, donde también pidió un nuevo modelo de financiación autonómica.

"(Un modelo) justo y respetuoso con los principios de igualdad interpersonal e interterritorial que garantiza la Constitución", dijo Feijóo, que abogó también por una Galicia bilingüe.

En representación del Gobierno socialista estuvo el vicepresidente tercero Manuel Chavez, encargado de negociar el acuerdo sobre la difícil financiación autonómica.

"Deseo la máxima colaboración, la máxima cooperación. Y, sobre todo, lealtad institucional para resolver los problemas de Galicia que también son los de todos los españoles", dijo Chaves.

El líder del PP, Mariano Rajoy, encabezó la nutrida representación del partido al solemne acto, junto a la secretaria general, Dolores Cospedal, y la portavoz del PP en el Congreso, Soraya Saénz de Santamaría.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y el alcalde de la capital, Alberto Ruiz-Gallardón, también acudieron a Galicia para apoyar a su nuevo presidente.

La ceremonía, a la que asistieron los cuatro ex presidentes de la autonomía gallega, se cerró con la actuación de 50 gaiteros, una figura habitual en las investiduras de Manuel Fraga como presidente gallego y que ha querido recuperar hoy Feijóo.

El PPdeG obtuvo 39 escaños, uno más de los necesarios para la mayoría absoluta, en el Parlamento gallego en las elecciones del 1 de marzo, con un 47,10% de los votos, desbancando del poder al socialista Emilio Pérez Touriño.

La victoria de Feijóo acabó con el bipartito entre el Partido Socialista gallego (PSdeG) y el Bloque Nacionalista Galego (BNG), que obtuvieron 24 y 12 escaños, respectivamente, lo que les impidió renovar su coalición de gobierno.